Asesinan a niña de 3 años en medio de atraco a bus, en el barrio Pumarejo

Mar 23 2019 11:41 am 0

Este sábado 23 de marzo, el bus en el que viajaban de regreso desde el mercado de Barranquilla a su casa en Villa Olímpica (Galapa), de la ruta Los Pinos de Lucero San Felipe y afiliado a la empresa Cootrantico, fue la presa escogida por un antisocial que decidió subir a cometer un asalto a mano armada.

Eran las 9:40 a.m. cuando transitaban por la calle 58 con carrera 14, a la altura del colegio Hogar Mariano, cuando un sujeto que había subido cuatro cuadras atrás al vehículo de servicio público, se levantó, encañonó al conductor y  le exigió que le entregara el producido. Acto seguido, continuó con su actuar criminal intimidando a los pasajeros que a esa hora iban a bordo.

Uno de ellos intentó evadir al ladrón, quien le acababa de arrebatar el celular y este en respuesta accionó su arma de fuego.

El proyectil traspasó el hombro izquierdo del pasajero y su destino final fue el pecho de la pequeña Salomé, quien iba sentada en las piernas de su mamá en la segunda banca del lado derecho del bus.

Al lado de ellas iba otro menor de cinco años, hijo de Doraine y quien presenció el ataque a su hermanita.

El delincuente aprovechó la confusión del momento, se bajó del vehículo y fue rescatado por su cómplice, quien iba a bordo de una motocicleta color negro marca Auteco Bóxer, sin más características.

La llevó al hospital. A las 10:05 a.m. ingresó la pequeña Salomé Jiménez al Hospital Nazareth, ubicado a pocas cuadras del lugar de los hechos.

El conductor, identificado como Dimas Ariza, a cargo del bus de placa STM-907 y número interno 164, transportó a la madre de la menor con esta en brazos hasta el centro asistencial, donde infortumadamente falleció a los pocos minutos.

A las afueras del hospital había varios familiares de la menor,  entre ellos el papá, Albert Jiménez, quienes se desgarraban en llanto al conocer sobre su muerte.

Las escenas de dolor se replicaban entre los presentes, incluso entre los que no eran familiares.

“Es injusto que un alma inocente sea víctima de esta inseguridad, inaudito”, expresó el conductor de un taxi que observaba el drama.

Doraine salió del hospital evidentemente consternada por lo ocurrido. Su blusa conservaba el rastro de la sangre de su pequeña y mientras abraza a los suyos se desplomó al piso como muestra del dolor.

La amenaza

“Bájale a 40 o te lo pego”, esta fue la amenaza que le hizo el delincuente a Dimas Ariza cuando subió a su bus para asaltarlo.

Un conductor de la flota, que prefirió omitir su identidad, contó cuál fue el relato de Ariza sobre lo ocurrido.

“Cuando él fue a doblar por la esquina de la 14 se levantó el tipo y le acercó el arma a la cabeza y le dijo: ‘Bájale a 40 o te lo pego”.

El hombre, según cuenta el compañero, disminuyó la velocidad mientras el atracador intimidaba a los pasajeros con el arma para despojarlos de todo.

“Él dice que se puso nervioso por la situación y después como que se presentó un forcejeo y escuchó el disparo. El tipo se tiró del bus en movimiento y se montó en una moto, después el compañero cogió para el hospital para llevar a la niña”, dijo el hombre.

Al parecer, lo que motivó a Dimas a irse del centro asistencial fue una “actitud hostil” por parte de la familia de la víctima.

“Dice él que la mamá de la niña comenzó a insultarlo, e incluso creo que hasta lo amenazó como echándole la culpa de que el tipo se hubiera escapado, por eso él se vino para la nevada”, relató el compañero.

El hecho de que el conductor abandonara el lugar le dio mala espina a las autoridades, quienes  señalaron que el sujeto se fue del lugar “sin dar aviso a ninguna autoridad sobre lo ocurrido”.

Sin embargo, directivas de la empresa Cootrantico, ubicada en la calle 5 No. 43-18, sector Barranquillita, en el centro de la ciudad, informaron sobre la situación con el chofer.

Álvaro Gentil, jefe operativo de Cootrantico, informó que Dimas Ariza fue requerido por la Policía Judicial, Sijín, para que entregara declaraciones sobre lo ocurrido al interior del bus de servicio público.

“Agentes de la Sijín se lo llevaron para que entregara su versión sobre lo ocurrido”, indicó.

Hasta el cierre de esta edición, Dimas Ariza permanecía en las instalaciones de la Sijín.

Clamor de justicia

El llamado de los familiares de la pequeña Salomé es uno solo: Justicia.

“Que nos colaboren por favor, si alguno de los que iba en el bus, que lo vieron, si lo reconocen en la calle que avisen, si alguien los vio dónde se escondieron los que acabaron con la vida de mi sobrina por favor avisen a las autoridades, tenía solo tres añitos”, señaló Grisela Salas Amaya, tía de Doraine Mendoza.

La mujer señaló que la familia es originaria de Cartagena y residen en Villa Olímpica, en Galapa.

“La mamá es enfermera y aprovechó que hoy (ayer) era su día de descanso y salió desde temprano con sus hijos a comprar víveres en el mercado”, acotó la mujer.