Benedicto XVI no autorizó libro que critica al Papa por celibato

Ene 15 2020 07:03 am 0

El secretario de Benedicto XVI y su persona de máxima confianza desde su renuncia, el arzobispo George Gaenswein, aseguró que el papa emérito “nunca aprobó ningún proyecto de un libro con doble firma” sobre el celibato con el cardenal Robert Sarah, como sin embargo el purpurado reiteró de nuevo en un comunicado oficial.

Por ello, Gaenswein confirmó que hicieron la solicitud de quitar el nombre y la fotografía de Benedicto XVI del libro.

“Esta mañana, siguiendo el consejo del papa emérito, pedí al cardenal Robert Sarah que se pusiera en contacto con los editores del libro para pedirles que eliminen el nombre de Benedicto XVI como coautor del libro y que también quiten su firma de la introducción y las conclusiones”, declaró quien fue su secretario privado durante sus ocho años de pontificado.

El libro, supuestamente escrito a cuatro manos, desató una disputa sobre la injerencia del papa emérito, que renunció en 2013.

“No podemos callar”, sostenían los dos autores ante la posibilidad de que Francisco apruebe la ordenación de hombres casados para regiones remotas, una decisión que podría generar, a su juicio, un cisma en la iglesia católica.

Un buen número de religiosos de América del Sur pidieron durante el sínodo de obispos que se celebró en octubre en el Vaticano la ordenación de hombres casados para hacer frente a la escasez de curas en la Amazonía.

Sobre el delicado tema, que dividió a conservadores y reformistas, Francisco deberá pronunciarse en un documento, o exhortación post-sinodal, que será publicado en febrero.

Gaenswein explicó que “el papa emérito sabía que el cardenal estaba preparando un libro y le había enviado su texto sobre el sacerdocio autorizándole a hacer el uso que quisiera”, pero que “no había aprobado ningún libro con doble firma ni había visto la portada”.

Estas declaraciones desmienten al cardenal Robert Sarah, prefecto de la congregación para el Culto Divino, que este martes publicó un comunicado oficial en el que describía con datos y fechas que el papa emérito conocía la existencia del volumen, el contenido y su fecha de publicación.

La bomba en el Vaticano había caído este domingo cuando se anunció un nuevo libro firmado por Benedicto XVI y Sarah, uno de los principales líderes de la facción conservadora que critica cada movimiento de Francisco, en el que se defendía el celibato ante la decisión que tendrá que tomar el papa argentino sobre la propuesta de ordenar a hombres casados surgida del Sínodo sobre la Amazonía.

El volumen, cuya primera publicación estaba prevista para este miércoles en francés por la editorial Fayard, titulado “Desde lo más profundo de nuestros corazones” (Des profondeurs de nos coeurs), iba a llegar mientras el papa termina su exhortación apostólica tras el Sínodo del Amazonas, lo que para muchos se trata de un movimiento para meter presión a Francisco.

Para el arzobispo Gaenswein, actual Prefecto de la Casa Pontificia, “se ha tratado de un malentendido sin poner en duda la buena fe del cardenal Sarah” y “el texto que Benedicto mandó al cardenal es el suyo, pero no (es autor) de los otros textos”, que son la introducción y las conclusiones.

Ante la contundente desmentida del secretario personal de Benedicto XVI, el cardenal guineano echó marcha atrás y en Twitter anunció que “considerando las controversias que han provocado la publicación del libro se decide que el autor será el cardenal Sarah con la contribución de Benedicto XVI” y agregó que “el resto de los textos quedarán igual”.

El lunes en la noche fuentes cercanas a Benedicto XVI filtraron a algunos medios que el papa emérito no había dado el visto bueno a la publicación del libro escrito junto con el cardenal Sarah en el que se defendía el celibato.

Para algunos, este caso es un nuevo intento de manipular a un frágil Benedicto XVI, que en abril cumplirá 93 años, por el área más conservadora de la Iglesia y enfrentada al papa Francisco. Mientras que otros de los temas que han surgido es la falta de una normativa que regule la figura del papa emérito para evitar este tipo de contraposiciones.