Capturan a falso fraile por explotación sexual en el barrio Los Andes

Oct 19 2018 08:02 am 0

La denuncia de un joven venezolano fue clave para que las autoridades policiales detuvieran en una vivienda del barrio Los Andes el pasado martes a un supuesto fraile franciscano llamado José Luis Aduen Uribe, oriundo de Sincelejo y señalado de explotación sexual con emigrantes del vecino país.

Se conoció que la víctima acudió ese mismo día al CAI del barrio Los Andes luego de escapar de una vivienda situada en la calle 63 n° 23-90 y en la que, según él, Aduen Uribe lo mantenía junto con otros compatriotas para que trabajaran en el negocio del sexo por webcam.

Según la denuncia, a las personas oriundas de Venezuela que compartían piso con el supuesto fraile, de 46 años, les habían ofrecido un tentador contrato para mostrarse desnudos frente a una cámara y, además, teniendo relaciones sexuales. Sin embargo, el pago convenido con Aduen Uribe no se habría efectuado. Por esa razón, el joven decidió escapar de la vivienda en la que, de acuerdo con su versión, el supuesto fraile lo tenía “encerrado”.

“En la casa del barrio los Andes habían unos computadores, cubículos, mobiliario para mostrar sexo virtual. Este señor nos pagaba el 50% de lo que produjéramos. Es decir de los $70 mil diarios que hacíamos, la mitad para él y la otra para nosotros”, relató una de las víctimas a este medio de comunicación.

Así mismo, la persona dijo que el supuesto fraile les cobraba además $4 mil diarios de arriendo para dormir en el mismo lugar. Eso sumado a $3 mil de desayuno, $5 mil de almuerzo y $5 mil de comida, es decir $17 mil diarios de los $35 mil pactados por el trabajo de sexo virtual.

Pero, de acuerdo con la víctima, en los últimos días los jóvenes no habrían hecho suficiente dinero y, de $70 mil, el valor cayó a $60 mil.

“Nos venían tocando entre 30 mil y 25 mil pesos. Además nos descontaban los 17 mil diarios, por los que nos venían tocando unos 8 mil pesos. Los muchachos no estábamos recibiendo dinero, además nos mantenía encerrados con llave y hasta que no termináramos de pagar lo que le debíamos de alojamiento, nos amenazaba con que nos iba a cortar la cara”, expresó uno de los testigos.

Llevado a audiencia

José Luis Aduen Uribe fue presentado por el fiscal 22 de la URI Pedro Montañez ante la juez sexta de control de garantías, Olga Cumplido, por los delitos de trata de personas y concierto para delinquir. En las diligencias preliminares, el ente investigador entregó detalles sobre como el capturado y otras cuatro personas más manejaban el negocio del sexo por webcam que les dejaba al menos $50 millones mensuales.

 El ministerio auxiliar de la Fraternidad Franciscana en Barranquilla afirmó que José Luis Aduen Uribe no pertenece a ninguna de las parroquias en las que hoy evangelizan los misioneros de San Francisco de Asís.

Además, el hábito con el que se fotografiaba en redes sociales no es el mismo usado por los frailes franciscanos.

Aunque trascendió que el procesado dijo pertenecer a una comunidad religiosa llamada  ‘Comunidad Anglicana de San Francisco de Asís’.

Los compatriotas

“Yo soy venezolano, tengo tres meses en Barranquilla y soy estilista. José era el dueño del sitio. Allí llegué por un amigo que lo conocía. En la casa, José me dijo que debía trabajar por siete horas vestido de mujer, como travesti, a tener relaciones con otros hombres, entre otras cosas. Por eso me dijo que me iba a pagar, pero no me cumplió. Nos prometió una cédula colombiana falsa, pero no me la dio”, ese fue uno de los relatos de las supuestas víctimas del falso fraile, leídos por el fiscal 22 de la URI ante la juez.

Este joven manifestó además que en la casa administrada por el procesado vio pasar al menos 40 jóvenes compatriotas.

En otro de los testimonios obtenidos por la Fiscalía, una de las víctimas relató: “Llegué a la casa el 18 de septiembre, procedente de Maracaibo, Venezuela. En la casa nos daban trabajo, estadía y comida por tener relaciones sexuales frente a la cámara…En la casa alcancé a contar 28 personas…En ese grupo había transexuales, mujeres, hombres y menores de edad”.

Esa misma persona, de acuerdo con lo expuesto por el fiscal, señaló que “toda la casa estaba vigilada con cámaras de seguridad, no nos dejaban salir y nos amenazaban con llamar a Migración Colombia”.

En las audiencias también trascendieron testimonios relacionados con los vejámenes a los que eran sometidos las víctimas. Una de estas, según lo expuesto por la autoridad, dijo que el supuesto fraile lo obligaba a estimularse los órganos genitales “ocho veces al día frente a una cámara”.

La defensa

Durante la audiencia de legalización de captura, Yesid Lengua Caro, el abogado de José Luis Aduen Uribe, manifestó que las versiones o testimonios entregados por los venezolanos coincidían, pero que la actividad ejercida en la casa de Los Andes “está por probarse”.

Hoy viernes está programada la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento contra Aduen Uribe en el Centro de Servicios Judiciales.

“Informe a la comunidad”

A través de un comunicado divulgado por redes sociales, la congregación llamada Comunidad Anglicana de San Francisco de Asís informó ayer que José Luis Aduen Uribe “se hace pasar por sacerdote y religioso de la comunidad”.

Afirmaron que a este se le “otorgó el hábito religioso en agosto de 2014 y fue retirado de la comunidad por incumplimiento de los estatutos y reglas que nos rigen en el mes de febrero de 2015”.