¿Cómo se realizan las pruebas para detectar el COVID-19?

Jun 25 2020 11:04 am 0

Como parte de la lucha contra la pandemia del COVID-19, Colombia empezó su periodo de aislamiento social desde mediados del mes de marzo y a partir de allí, la comunidad médica del país y las autoridades sanitarias han puesto toda su atención en la detección temprana del virus para mitigar la propagación del mismo.

Según Pilar Suárez, Médica Patóloga del Laboratorio Clínico de Clínicas Colsanitas, “Los diferentes laboratorios autorizados por el INS estamos trabajando de manera coordinada con las autoridades nacionales y regionales para avanzar en la masificación de la realización de pruebas diagnósticas y que de esta manera podamos tomar mejores decisiones en la contención del COVID-19”.

Después de tres meses desde la confirmación del primer paciente COVID positivo en el país, el Instituto nacional de Salud (INS) ha confirmado más de 70 mil contagiados y el número de muertes a causa del virus ya superó las dos mil. Como lo han evidenciado los países que padecieron primero la llegada de la pandemia, la clave para superarla está en la realización masiva de pruebas en la población. A continuación, siete aspectos de interés sobre las pruebas diagnósticas para el nuevo Coronavirus.

1.       Tipos de pruebas: el paso de los meses, desde la identificación del COVID-19 a finales del año pasado, ha permitido que se desarrollen dos tipos de pruebas para detectar el virus:

·         Pruebas PCR: son muestras del tracto respiratorio para la detección de material genético viral por pruebas moleculares (Reacción en cadena de la Polimerasa, PCR por sus siglas en inglés). Su procesamiento tarda varios días y solo permite identificar si el paciente actualmente porta el virus.

·         Pruebas IgG e IgM: son pruebas que se realizan en muestras de sangre para la detección de anticuerpos. Su procesamiento tarda menos de una hora y permite identificar si el paciente ya ha producido anticuerpos contra el virus, es decir que ya el virus haya abandonado su cuerpo o que esté en la etapa final del mismo.

 

2.       ¿Qué profesionales son los encargados de realizar la toma de las muestras? Las del tracto respiratorio para las pruebas moleculares PCR son tomadas por terapistas respiratorios, personal de enfermería, médicos y bacteriólogos entrenados en dichos procedimientos. Entre tanto, las pruebas para detección de anticuerpos (IgG e IgM) son tomadas por profesionales de la bacteriología, medicina, enfermería y técnicos auxiliares de enfermería, que hayan recibido capacitación en la toma y realización de este tipo de pruebas.

 

3.       ¿Cómo es el procedimiento para la toma de la muestra? La toma de cualquiera de las dos muestras solo demora unos minutos.

 La PCR se realiza por medio de un procedimiento llamado hisopado nasofaríngeo que consiste en introducir un hisopo (elemento parecido a un copito) por la fosa nasal llegando hasta la pared de la faringe y dejándolo allí por unos pocos segundos. También puede obtenerse la muestra por medio de la realización de un aspirado nasofaríngeo, que consiste en insertar una cánula delgada a través de la nariz hasta llegar a la faringe, instilar una cantidad pequeña de solución salina y aspirar inmediatamente el líquido. En cualquiera de estos dos procedimientos se puede generar sensación de molestia, ganas de estornudar, tos y lagrimeo.

La toma de muestra para detección de anticuerpos IgG e IgM se realiza por medio de una punción en el dedo para obtener unas gotas de sangre, o se pueden realizar también con muestras de suero obtenidas por punción venosa.

4.       ¿Cómo es el procedimiento de embalaje de la muestra? Las muestras respiratorias, una vez tomadas, se deben marcar de manera adecuada con los datos del paciente, se deben cerrar muy bien para evitar derrames, y posteriormente se depositan en un envase secundario para evitar su contaminación con otras muestras o su daño durante el transporte.

Con el ánimo de mantener la estabilidad para su procesamiento, deben estar en una temperatura de refrigeración o congelación, por esta razón son empacadas en un tercer contenedor, que es una nevera especial que mantiene estas condiciones, la cual a su vez es rotulada indicando que contienen muestras y que representa riesgo biológico. Esta advertencia busca asegurar su manipulación cuidadosa por parte del trasportador y de quien la recibe.

Por otro lado, para las muestras de sangre para detección de anticuerpos IgG e IgM se emplea un dispositivo similar a una prueba de embarazo, y por medio de un elemento llamado ´cassette´, el resultado se obtiene en cuestión de minutos.

5.       ¿Qué condiciones debe cumplir la muestra para que sea válida? Las muestras respiratorias tienen una estabilidad de máximo 72 horas a temperatura de refrigeración y una estabilidad de meses en condiciones de congelación a -70°C, de ahí la importancia de contar con todos los mecanismo de almacenamiento y transporte que garanticen que la prueba no va a sufrir deterioro antes de su procesamiento.

6.       ¿Cuánto dura el procesamiento? Para las muestras respiratorias depende de las plataformas empleadas y puede variar según la metodología de extracción del material genético, del volumen de muestras y del flujo de trabajo del laboratorio. La detección de anticuerpos IgG e IgM tarda aproximadamente entre 15 a 20 minutos, al ser realizado con una muestra obtenida al puncionar el dedo del paciente. 

7.       ¿Cómo se notifican los pacientes? Los resultados son notificados al ente de control en salud y a las aseguradoras de los pacientes para que estas, por medio del personal médico, direccionen al paciente y realicen los estudios adicionales en caso de requerirse: nexo epidemiológico, toma de muestra a contacto estrecho, direccionamiento para atención en salud, entre otros.