Con calle de honor y aplausos despiden a médico que por coronavirus

Abr 11 2020 08:10 pm 0
Compartir esta noticia
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Con aplausos y una calle de honor despidieron los médicos de la clínica Colombia al primer médico muerto en el país por covid-19: Carlos Fabián Nieto. La conmovedora escena transcurrió en horas de la tarde, cuando su cuerpo salía de ese centro asistencial en un carro fúnebre.

El mamagallista, el jovial, el buen amigo y el siempre atento falleció este sábado 11 de abril luego de 12 días luchando por su vida en la unidad de cuidados intensivos de la Clínica Colombia, la misma donde trabajaba hace apenas un año.

Llanero, llegó a Bogotá hace dos años. Era la cabeza de un hogar conformado por su esposa Paola y sus dos pequeños hijos, uno de un año y otra de tres, su adoración.

Nieto entró en marzo del año pasado a la Clínica Colombia, como médico de urgencias. Allí atendía a los pacientes adultos. Las autoridades de salud y la propia institución estudian la forma en la que se contagió.

Carlos Fabián Nieto presentó sus primeros síntomas el 22 de marzo. Como tenía exposición directa a personas con enfermedades respiratorias le hicieron al día siguiente la prueba para saber si estaba afectado por el nuevo coronavirus.

Sin embargo, el sábado 28 los síntomas empeoraron, hasta convertirse en una neumonía que progresó al punto de que el lunes 30 requirió soporte ventilatorio mecánico en la unidad de cuidados intensivos. El martes 31 llegó el resultado de la prueba: positivo para covid-19.

Sus últimos días fueron complejos. A pesar de ser un paciente joven (33 años) su estado empeoró. Y así, este sábado pasadas las 9 de la mañana en un comunicado la Clínica Colombia confirmó su muerte.

‘Quería ser internista’

“Agradecemos a todas las personas que se entregaron por completo para ayudar en esta situación. Gracias de todo corazón al equipo de la clínica en un duro momento como el actual. Es un orgullo saber que hicieron todo lo que estaba en sus manos y que cada día continúan entregando su mayor esfuerzo a cada persona a la que nos debemos”, escribió la institución.

Se fue el alma de la fiesta. El hombre dicharachero que siempre le encontraba chiste a todo. El médico que tenía el sueño de ser internista. El padre de familia y el hijo que no dudaba en ayudar a sus seres queridos. Partió anticipadamente un médico valioso para Colombia, lamentablemente, la primera víctima del cuerpo médico por esta pandemia.


Compartir esta noticia
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •