Electricaribe reporta que seis hospitales del Atlántico adeudan más de $4.670 millones en energía

Nov 29 2018 09:03 am 0

Electricaribe ya se encuentra en el proceso de terminación de contrato con cinco de estas entidades de salud.

 

Los hospitales de Sabanalarga, Juan de Acosta, Sabanagrande, Ponedera, Candelaria y Luruaco presentan a la fecha una deuda superior a los$4.670 millones por concepto de energía, por lo que Electricaribe ya adelanta el proceso de terminación de contrato con estas entidades.

Según explicó Flor García Escallón, Gerente de Electricaribe en el sur del Atlántico, a la fecha el Hospital de Sabanalarga debe $2.650 millones, el Hospital de Juan de Acosta presenta una mora de $461 millones y el Hospital de Ponedera tiene un saldo por $579 millones.

A estas entidades se suman los hospitales de Luruaco y Candelaria que deben $393 millones y $208 millones, respectivamente.

En lo corrido del año la Gerencia de Electricaribe en el sur del Atlántico ha gestionado esta cartera en múltiples acercamientos con cada uno de los responsables, con el apoyo de la Secretaría Departamental de Salud, la Procuraduría Delegada y los alcaldes municipales.

García Escallón comentó que “estas instituciones no han demostrado su voluntad de pago y, en muchos casos, no han realizado el pago de ninguna factura durante el 2018”.

Los hospitales de Sabanalarga, Juan de Acosta, Ponedera, Candelaria y Luruaco ya se encuentran en el proceso de terminación de contrato y la empresa iniciará el mismo trámite con el hospital de Sabanagrande.

La terminación de contrato unilateral es un mecanismo legal con el que cuentan las empresas que prestan servicios públicos ante el incumplimiento en los pagos del servicio prestado, según el artículo 140 de la Ley 142; teniendo en cuenta que los hospitales son entidades constitucionalmente protegidas y por tanto, no les aplica el proceso de suspensión del servicio.

“En ese sentido, hasta el momento estas entidades siguen disfrutando del servicio de energía muy a pesar de la millonaria deuda que registran con Electricaribe, concluyó Flor García.