En medio de balacera hieren a Elías Abohomor, condenado por masacre de Caño Dulce

Oct 27 2018 07:47 pm 0

Elías Abohomor Salcedo, también conocido como ‘el Tato’, fue baleado durante la tarde de este sábado en el centro de la ciudad.

El hecho se presentó a las 5:50 de la tarde, en la carrera 41 con calle 36 del barrio Centro.

Según informaron las autoridades, el ataque a bala se presentó cuando Abohomor Salcedo se encontraba en el establecimiento comercial ‘Centro Óptico Mayorista de la Costa’. Allí fue interceptado por dos sujetos que lo intimidaron con arma de fuego, al parecer, con la intención de hurtarlo.

Uno de los trabajadores de seguridad de dicho establecimiento reaccionó con su arma de dotación, presentándose un intercambio de disparos que dejó como resultado tres personas heridas.

Abohomor, de 52 años, recibió tres impactos de bala. Fue trasladado a la Clínica Centro, a pocos pasos de los hechos, donde hasta anoche seguía internado, según agentes que atendieron el caso.

Los otros heridos fueron identificados como Federico Marriaga Castro, de 53 años, quien según las autoridades es el escolta que disparó y Grisel Vargas Prado, de 32 años,  quien al parecer es de nacionalidad venezolana.

Tras el hecho, los atacantes huyeron en un taxi. Según los testimonios de los testigos, uno de ellos resultó herido también.

Abohomor Salcedo estuvo involucrado en el sonado caso de la masacre de Caño Dulce, registrado hace 12 años.

Masacre de Caño Dulce

 El 14 de agosto de 2006, Carlos Victoria Trujillo, Carlos Villegas Romero, Daniel Jiménez Meneses, Arnober Pino Muñoz, Julián Celis Hoyos y Jorge Aristizábal Chavarría fueron presuntamente asesinados por miembros del Gaula del Ejército, durante un enfrentamiento para liberar a los comerciantes Elías Abohomor y Alex Navarro, quienes supuestamente habían sido secuestrados.

Pero en los días posteriores, fueron develándose irregularidades que desacreditaron tal versión. En especial, el análisis balístico y la reconstrucción de la escena del supuesto tiroteo que realizaron peritos del CTI.

Las dudas se acrecentaron cuando los investigadores de la Fiscalía hallaron que ese 14 de agosto un Mazda de placas QEB 744, conducido por Abomohor, ingresó al Gaula a las 11:59 a.m., “hora en la que presuntamente se encontraba secuestrado”.

Las imágenes de las cámaras de seguridad del peaje fueron clave para demostrar que los miembros del Gaula, los presuntos secuestradores y los dos secuestrados pasaron juntos en varios vehículos.

Otra de las pruebas fundamentales, que le dio un vuelco a la investigación, fue la declaración que Sandra Galán Betancourt, esposa de Carlos Victoria, rindió ante un fiscal regional. La mujer indicó que su marido conocía a Abohomor y tenía negocios con éste, y aseguró que todo era una mentira del comerciante para eludir el pago de una deuda.

Condenas

Posteriormente, en agosto de 2006,  un juez de Barranquilla determinó que las víctimas no eran secuestradores, y que no fueron abatidos durante una operación de rescate, sino que llegaron a la ciudad a cobrarle una deuda de $1.300 millones al comerciante Elías Eduardo Abohomor, quien, según arrojó la investigación que lo condenó junto con su primo Alex Navarro Salcedo, le pagó a los miembros del Gaula para que asesinaran a los seis hombres y fingieran un secuestro y la acción de liberación.

Por ese hecho fueron condenados los suboficiales Giovanny Pérez, Gerson Galvis, Elkin Pulgarín y los soldados Luis Méndez, Alfredo Lara, Aquilino Cervantes, Víctor López y el agente del DAS, Cristian Valencia. Como autores intelectuales condenaron a los primos Elías Abomohor Salcedo y Álex Navarro Salcedo.