Enfermedad crónica renal, la quinta causa más común de muerte prematura para 2040

Mar 12 2020 03:52 pm 0

Hoy se celebra el Día Mundial del Riñón, por medio del cual se busca crear conciencia sobre el aumento constante de las enfermedades renales en todo el mundo. Por eso, el objetivo este año es claro: destacar la importancia de las intervenciones preventivas para evitar la aparición y progresión de estas afecciones.

La enfermedad crónica renal (ECR) es más común en las mujeres que en los hombres. De hecho, hoy en día afecta a más de 195 millones de mujeres alrededor del mundo, convirtiéndose en la octava causa de muerte en el género, ya que cobra la vida de 600.000 mujeres anualmente[1]. En este contexto cobran particular relevancia los exámenes de prevención.

“La ECR es una condición en la que los riñones afectados no pueden filtrar la sangre de la misma manera que un riñón saludable. En consecuencia, el exceso de líquido y desechos de la sangre se quedan en el cuerpo y pueden generar otros problemas de salud. Globalmente hemos invertido en perfeccionar el examen de ratio de albumina a creatina (ACR, por sus siglas en inglés), ya que a través de este se puede identificar un incremento inusual de albumina en la orina, lo cual es una alerta temprana de que los riñones no están funcionando correctamente”, explicó Francisco Vélez, Managing Director de Siemens Healthineers para los países de habla hispana de América.

Algunas de las maneras más eficientes para promover la prevención primaria de las enfermedades renales es la promoción de estilos de vida saludables a través de actividad física y buena alimentación. Adicionalmente, es clave la inversión de los gobiernos en políticas dirigidas a la educación y la conciencia sobre la enfermedad. La razón principal es que, según World Kidney Day[2], se proyecta que para 2040 la ECR será la quinta causa más común de muerte prematura. Además, de acuerdo con esta organización, entre el 2% y el 3% del presupuesto anual en los países de altos ingresos se gasta en diálisis y trasplantes para cuidar esta enfermedad. Por eso es de vital importancia fortalecer, desde todas las áreas, las campañas de prevención de la enfermedad para evitar el aumento en las cifras.

“Los invito a todos a promover medidas concretas para avanzar en la prevención de la enfermedad renal. Es una labor que nos compete a las empresas privadas, a las autoridades públicas y a toda la sociedad. Solo así podremos educar sobre los factores de riesgo más importantes para eventualmente reducir la carga de la misma”, concluyó Vélez.