Entrenador de fútbol habría abusado de varios niños en el barrio El Bosque

Oct 5 2018 03:26 pm 0
Compartir esta noticia

Un aberrante caso de abuso de menores fue dado a conocer la mañana de este viernes por la Policía Metropolitana, tras la captura de Jairo Alfonso Pedraza De la Hoz, de 56 años y profesor de una escuela de fútbol de niños en el barrio El Bosque, en la localidad Suroccidente de Barranquilla.

Una investigación adelantada por la Sijín permitió la identificación de esta persona como el presunto responsable de los delitos de actos sexuales con menor de 14 años y acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

Según el informe policial, Pedraza De la Hoz utilizaba como fachada ser entrenador de un equipo de fútbol infantil y a través de este habría abusado de al menos 8 pequeños entre los 6 y 10 años de edad. A estos los hacía ir hasta su vivienda y allí, mediante engaños, los obligaba a mantener relaciones sexuales con él y entre los pequeños.

La Policía informó además que el hecho fue denunciado por niños que les contaron a sus padres a los vejámenes que eran sometidos en la residencia de Pedraza.

Caso anterior

Este no es el primer caso en el que se relaciona a un entrenador de fútbol con abusos sexuales de niños. En abril de este año, la Fiscalía dio conocer el caso de Geovannis Enrique Thomas, un profesor de una escuela de fútbol soledeña que citaba a sus pupilos a su hogar para medirse los uniformes y “una vez se desvestían aprovechaba para tocarlos en sus partes íntimas”.

Geovannis Enrique Thomas fue detenido en la cancha de fútbol del barrio Terranova en donde fungía como entrenador de un equipo de fútbol de menores entre los 10 y los 15 años.

El capturado fue señalado del delito de acceso carnal violento con menor de 14 años, ya que al parecer, habría abusado de un niño de 10 años, quien era integrante de uno de los equipos que entrenaba el hombre que trabajaba en varios barrios de Soledad.

En ese momento, la Fiscalía octava de la seccional URI de Soledad conoció del caso a través del denuncio que interpuso la mamá de la víctima y pidió la orden de captura a un juez penal municipal.

Una fuente con conocimiento del caso manifestó que la madre del menor presuntamente afectado habría recibido un mensaje a su celular luego de que su hijo utilizara la red social Facebook en el teléfono móvil y no cerrara la sesión.

El mensaje presuntamente contenía una invitación a verse “otra vez” por parte del entrenador. La mujer se asustó y comenzó a ver el resto de los mensajes que habían compartido entre ambos y se dio cuenta que el Geovannis Enrique Thomas le habría mandado vídeos pornográficos.

Compartir esta noticia