Ganadería sostenible permitirá devolver 700.000 hectáreas de uso pecuario a la naturaleza: Fedegan

Mar 8 2020 08:46 am 0

Cerca de 4000 familias, en 87 municipios de cinco zonas del país, han sido beneficiadas con esta iniciativa que busca mejorar la producción del negocio ganadero a través del trabajo amigable con el medio ambiente. Fueron 4100 predios intervenidos que equivalen a 159.811 hectáreas.

 

Las metas que se ha establecido la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) y que se basan en la protección de la naturaleza comprenden el establecimiento de 100.000 hectáreas de sistemas silvopastoriles en todo el territorio nacional, devolverle a la naturaleza al menos 700.000 hectáreas y llevar carne a los mercados internacionales por USD 500 millones.

Así lo expresó José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán, en la más reciente disertación que realizó en la sede del Partido Conservador, con presencia de más de dos centenares de miembros de la colectividad, invitados especiales y emisión por Facebook Live que escucharon su mensaje: la ganadería sostenible es el proyecto más importante del sector en los últimos tres lustros.

“Contrario a lo que vienen expresando políticos irresponsables, malquerientes del sector ganadero, nosotros lo que buscamos es la sostenibilidad de nuestro negocio, que el productor sea un protector de la naturaleza, que los animales tengan bienestar y de esta manera incrementar la producción de carne y leche 100 % natural para que nuestros productos lleguen a mercados ecológicos e incursionemos en los mercados de carbono”.

El programa Ganadería Colombiana Sostenible (GCS) es una iniciativa que recibe financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y del Gobierno del Reino Unido, y se implementa a través de una alianza establecida por el Banco Mundial, la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), el Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria (CIPAV), la ONG colombiana Fondo Acción y The Nature Conservancy.

Resultados del programa Ganadería Colombiana Sostenible

Cerca de 4000 familias, en 87 municipios de cinco zonas del país, han sido beneficiadas con esta iniciativa que mejora la producción del negocio ganadero a través del trabajo amigable con el medio ambiente mediante el uso de diferentes tipos de árboles integrados a la producción ganadera (sistemas silvopastoriles, SSP) y la conservación de bosques nativos en la finca.

El dirigente gremial destacó los resultados del proyecto GCS en las zonas donde se llevó a cabo. En Bajo Magdalena hubo 608 predios intervenidos (9881 hectáreas), en el Valle del río Cesar los predios sumaron 934 (58.847 ha), Boyacá y Santanderes tuvieron 705 predios involucrados (9527 ha), la Ecorregión cafetera 1169 predios (46.336 ha) y en el Piedemonte del Orinoco fueron beneficiados 684 predios (35.219 hectáreas).

“En total, Ganadería Colombiana Sostenible se diseminó en 87 municipios que hacen parte de 12 departamentos. Sumaron 4100 predios, 159.811 hectáreas y un sinnúmero de beneficios ambientales en todo el país”, añadió José Félix Lafaurie Rivera.

Metas ambientales de la ganadería colombiana

Sostuvo que el programa piloto GCS es una meta alcanzada exitosamente y un derrotero para la transformación sostenible de la ganadería colombiana. Como metas de largo plazo, Fedegán ha establecido que la ganadería colombiana le devolverá a la naturaleza 10 millones de hectáreas de actual uso ganadero.

“Esto se logrará con el establecimiento de 1 millón de hectáreas en SSP. Por otra parte, nuestra meta para 2022 es la implementación de 100.000 hectáreas en SSP, devolverle a la naturaleza 700.000 hectáreas de uso ganadero y lograr que estos sistemas nos ayuden a impulsar las exportaciones de carne hasta los USD 500 millones”, afirmó el presidente ejecutivo de Fedegán.

Lafaurie Rivera les contó a los asistentes su experiencia con la ganadería amigable con la naturaleza al empezar su gestión como presidente ejecutivo de Fedegán. “En 2005 conocí un caso exitoso de ganadería sostenible en el Valle del Cauca. Sin embargo, mi primera experiencia con este tipo de ganadería fue en 2006. En ese año me atreví a avanzar en este asunto. Yo no podía, de irresponsable, formular una política para el sector sin tener evidencias propias, con dinero propio, para decirle a los ganaderos: ¡háganlo porque vale la pena! Entonces, comprobé que realmente era un instrumento valioso”.

Recordó que los ganaderos del país hicieron una promesa de valor, que está por cumplirse, no por cuenta de los esfuerzos de Fedegán sino porque “a partir de 2010 vivimos la hecatombe del gobierno de Santos. En ese momento Colombia podía tener 35 o 37 millones de hectáreas en pasturas o rastrojos con ganadería y unos 23 millones de cabezas de ganado”.

“Mi promesa de valor era que estos sistemas silvopastoriles permitirían bajar el área ganadera a 20 millones de hectáreas, liberando entre 15 y 17 millones de hectáreas para generar bosque protector o agricultura en aquellas zonas donde la ganadería tenía un conflicto entre el uso de los suelos y el valor productivo de ese suelo”, concluyó.