Hombre marcó los glúteos de su mujer como a una vaca

Mar 9 2017 12:12 pm 0

Mientras el país conmemoraba el Día internacional de la Mujer, en Neiva (Huila) se conoció un indignante caso de maltrato protagonizado por un sujeto que, empleando un hierro, marcó los glúteos de su compañera sentimental.

La víctima, una mujer de 34 años, narró al diario La Nación que el agresor –en medio de una supuesta reconciliación y tras suministrarle grandes cantidades de alcohol– la agredió en dos oportunidades con un herrete ardiendo, la misma herramienta que se emplea para marcar al ganado.

El atroz caso se registró a finales de diciembre de 2016 y pasados dos meses, la víctima asegura que, aunque puso el denuncio y cuenta con una medida de protección proferida por la Fiscalía, el agresor –identificado como Sergio Andrés Murcia, con quien sostuvo una relación de casi un año– continúa campante en las calles e incluso, ha asegurado ante las autoridades judiciales que fue la misma mujer quien le pidió que la marcara con el hierro.

“En varias ocasiones me había dicho en sano juicio que él me iba a marcar, que yo era de él. A mí me daba risa y no le creía, pero esa noche se fue para el cuarto de él, sacó una varilla y la empezó a calentar. Me dijo que me iba a marcar, yo le dije que estaba loco”, explicó la mujer al medio regional.

hierro para marcar

De acuerdo con el relato de la mujer, previo al ataque, el agresor la había maltratado en varias ocasiones. La víctima asegura que toleró los ataques debido al amor que sentía por el sujeto; sin embargo, lo ocurrido en diciembre pasado le generó no solo secuelas físicas: en al menos dos oportunidades ha intentado quitarse la vida dado el trauma emocional. Por ello, ahora se encuentra bajo tratamiento psicológico.

“En varias ocasiones me había pegado, pero no así, yo estaba muy enamorada de él, y yo siempre volvía con él a pesar de las cosas, pero esto ya fue demasiado para mí, me cambió la vida, no tengo paz (…) Yo le coloqué la denuncia el 6 de enero y hasta ahora no ha pasado nada. Ese señor sigue en la calle como si nada hubiera pasado. Yo a veces me pregunto si hice bien o mal en denunciarlo, se supone que lo amparan a uno como mujer, pero la verdad no he sentido el apoyo de nada ni nadie” agrega la víctima.

Luego de interponer la denuncia, la víctima asegura al diario La Nación que fue citada a una conciliación con su agresor. Allí, según su relato, el hombre les dijo a las autoridades judiciales que fue ella quien le había pedido con insistencia que la marcara y la quemara.

“Me estuvo llamando, que yo por qué hice eso, que si yo quería hacerme la cirugía que habláramos. Yo le dije que no, que ya no, él quería como hablar conmigo y cuadrar las cosas entre los dos. Yo le dije que no, porque cuando yo lo busqué a él, me dijo que buscara ayuda, que yo era una conchuda, una descarada”, precisa.