Identifican a las cinco víctimas de la reciente masacre en Jamundí

Ene 22 2020 06:31 am 0

Las cinco víctimas de la masacre de Jamundí fueron identificadas por las autoridades como Arbey Aguiño Mosquera, quien era un mecánico de motocicletas; Henry Bedoya Montoya, Jhónatan Segura Micolta, Juan David Cuero Cabezas y Luis Alberto Carupe Ávila. Este último, al parecer, había nacido en Venezuela.

Los cinco hombres fueron asesinados en la noche del pasado jueves, 16 de enero, y sus cuerpos fueron hallados en el corregimiento La Meseta, de Jamundí.

Por estos hechos, la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, anunció, tras un consejo de seguridad el sábado pasado en esta localidad del sur del Valle del Cauca una recompensa de hasta 300 millones de pesos para dar con la captura de los responsables de este múltiple asesinato. Serían los mismos autores de la masacre del 18 de octubre del año pasado, cuyas víctimas fueron tres hombres y una mujer, que era oriunda de Puerto Asís (Putumayo).

Ambos hechos, el del pasado jueves y el de octubre, fueron atribuidos al grupo armado organizado residual ‘Jaime Martínez’, bajo el mando de ‘Mayimbú’. Es un grupo disidente de las Farc y que operaría, además en el norte del Cauca. Tendría su centro de operaciones en zona rural de Suárez, según fuentes de la Fuerza Pública. En la zona también hay disputas con los ‘Pelusos’, además del Eln y el grupo ‘Dagoberto Ramos’.

Las cinco víctimas de la reciente masacre presentaban disparos en la cabeza, el rostro y en los brazos. Dos de los cuerpos tenían señales de tortura.

De acuerdo con “las investigaciones adelantadas por una Unidad Especial del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) han podido establecer que las cinco personas fueron emboscadas, cuando se movilizaban en tres vehículos”.

Los cuerpos fueron arrojados a la vía y luego los presuntos atacantes les prendieron fuego a dos de los vehículos. El tercero fue destruido. Los tres automotores tienen placas CWR004, BBHT568 KLY474.

Jamundí se mantiene militarizado con 240 hombres del Batallón de Alta Montaña, según la gobernadora Roldán, 40 están en el casco urbano y los 200 restantes, en la zona rural del municipio. Reiteró que en Jamundí hay 3.000 hectáreas de cultivos ilícitos y recordó, como lo hizo el alcalde municipal, Andrés Felipe Ramírez, esta región se volvió cada vez más un corredor estratégico para los grupos armados ilegales que se disputan territorios por el control de armas y drogas. Por ello hay fuerzas del narcotráfico involucradas en esta zona del sur del Valle del Cauca y del vecino norte del Cauca.