Investigan 40 empresas que están robando energía en la Costa

Mar 7 2020 09:08 am 0

La finca ‘La Ilusión’, en la Zona Bananera del Magdalena, propiedad del empresario samario Manuel Julián Maya, donde el fin de semana se desmontaron equipos utilizados para robar energía, es la primera empresa puesta al desnudo y judicializada, de un total de 40 en los siete departamentos de la Costa, que están en una lista de defraudadores.

Natasha Avendaño, directora de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, dijo que “figuran industrias, agroindustrias, comercio y hoteles”.

“Son muy poderosas en su actividad, son grandes consumidores de energía, pero a su vez, grandes defraudadores”, anotó la funcionaria.

Se indicó que el listado solo se divulgará cuando la Fiscalía lo ordene, por tanto ahora sus nombres se mantienen en reserva.

Caso de ‘La Ilusión’

En el allanamiento que la Fiscalía y la Policía hizo a la finca “La Ilusión’, la Superserviciós dijo que la tarea fue autorizada por la Fiscalía local de Ciénaga y de la cual ella fue testigo.

Anotó que en la operación se desmontaron 1.400 metros de cable de aluminio número 2, un transformador trifásico de 45 kilovatios, un poste de 12 metros de cemento, 6 crucetas de madera, una cruceta metálica, 25 aisladores y 6 corta circuitos

La funcionaria dijo que “tenía transformadores y elementos que alteraban los equipos de medida”.

Comentó que, como si fuera poco, “tiene una deuda con Electricaribe que asciende a $3.487 millones, por facturas no pagadas en los últimos 12 años”.

La compañía emitió distintas órdenes de suspensión del servicio, pero dada la ubicación del equipo de medida, el cual fue trasladado irregularmente por el propietario del predio, no se había podido ejecutar

Además, pobladores de la región señalaron que el dueño de este predio cerró una vía que hacía más corto el trayecto entre las veredas y otras fincas, una de ellas a ‘Los Ceibales’.

“Es que aquí el que tiene dinero hace lo que le venga en gana”, dijo un campesino de la región.

El dueño

Luego que el nombre del propietario de La Ilusión se mantuviera oculto, se supo que de trata de Manuel Julián Maya, un reconocido empresario de la ciudad y miembro de una familia dedicada a la siembra y producción de banano.