Junior cayó 3-1 ante Santa Fe, en Bogotá

Feb 9 2020 06:10 am 0

Independiente Santa Fe ganó este sábado su primer partido en la Liga I-2020 al derrotar categóricamente 3-1 al Junior de Barranquilla y convertirse en el primer equipo bogotano en ganar en el Campín. El cardenal se vio mucho mejor que lo que venía haciendo, además se destapó uno de sus delanteros: Diego Valdés, quien anotó doblete.

El león salió a la cancha pisando fuerte. El tiburón lo veía jugar y por eso a los 4 minutos fue castigado por su pasividad. John Velásquez habilitó a Fabián Sambueza y el argentino definió para derrotar a Sebastián Viera y firmar el 1-0 para Santa Fe.

Se pensó que con el gol en contra reaccionaba Junior. Pero no fue así, los dirigidos por Harold Rivera siguieron mandando y manejando. Yohandry Orozco se unió a Velásquez y a Sambueza, pero su fe de marcar de media distancia hizo que le pidieran más juego en conjunto. El venezolano y el argentino contribuyeron en juego de ataque, pero también en recuperación.

Cuando la primera parte ya terminaba, Santa Fe llegó con un centro pasado que desperdició Dairon Mosquera. De pronto, el árbitro John Alexander Ospina fue llamado a consultar el VAR, captando en la pantalla que Jefferson Gómez había sujetado a Jeisson Palacios. Penalti gracias a la tecnología. A los 45+3, Diego Valdés lo cambió por gol y así se quitó la sequía de anotar.

En la segunda parte, Santa Fe continuó controlando las acciones, mientras que a Junior le costaba engranar en ataque; además seguía desconcentrado en la marca y con errores individuales. El albirrojo presionó y siempre salió ganador en las jugadas.

A los 21, tras un tiro de esquina Carlos Valdés se anticipó en el primer palo para firmar su doblete y poner el marcador 3-0. Muchos no lo podían creer, pues Junior venía con sus figuras, pero Santa Fe ganaba con autoridad.

Santa Fe se desconcentró en defensa y a los 27 del complemento el Junior logró descontar gracias a Carmelo Valencia. Y luego el tiburón trató de apretar las cosas, así que a los cardenales les tocó apretar los dientes para salir avante.

Así, el cardenal volvió a la alegría y a darles confianza a sus aficionados.