Junior venció 1-0 al Medellín, en el Metropolitano

Feb 1 2020 10:21 am 0

Un gol le bastó a Junior. Aunque es evidente que tiene mucho que engranar y mejorar todavía, el equipo rojiblanco mantuvo su arco invicto y derrotó 1-0 al Medellín, anoche en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez, ante 17.313 personas (10.576 abonados y 3.101 pagando boletas sueltas).

Mientras va afinando y puliendo, los Tiburones siguen sumando.

Miguel Borja, de penalti, a los 33 minutos de juego convirtió la única diana del juego.

Aunque Medellín vino con un equipo mixto, pensando en su debut en la Copa Libertadores (este martes ante Deportivo Táchira), resultó un hueso duro de roer.

No era fácil porque bloqueaban todos los caminos hacia el gol con un onceno solidario y dinámico que corría cada pelota con entusiasmo. Las veloces y decididas escapadas de Fabián Viáfara, secundado por Higuita, por el costado derecho eran una buena alternativa para filtrar muralla. Hinestroza trató de hacer lo mismo por izquierda, pero le costó más y no contó con un firme apoyo y entendimiento de Jeison Angulo.

En medio de esas dificultades y de la ausencia de un jugador más conductor y pasador para profundizar las intenciones rojiblancas, apareció, como de costumbre, ese faro llamado Teófilo Gutiérrez.

Con su personalidad, inteligencia y brillantez, Teo le regaló varias jugadas de lujo a la tribuna y generaba acercamientos a la portería visitante, sobre todo cuando se juntaba con Miguel Borja.

Los dos se supieron combinar para desequilibrar en el área roja. Teófilo con su claridad y Borja con su indomable potencia.

Con esas virtudes lograron descorchar el marcador. Teo, que estaba muy activo desmarcándose y juntándose con sus compañeros, recibió, miró de reojo y habilitó de taquito a Borja, que emprendió una veloz carrera con la que incursionó en el área. Luis Mena, en su afán de detenerlo, le cometió una evidente falta que el árbitro Betancur dudó un poco en sancionar.

Borja sí no titubeó para agarrar la pelota, pararse frente al punto blanco, ejecutar acertadamente el penal, anotar y festejar con alegría de hincha.

El adversario fue ‘Poderoso’ en ganas y esfuerzo, pero nunca se asomaron en la cabaña de Sebastián Viera.

En el segundo periodo, con el ingreso de Juan Fernando Caicedo y Máicol Balanta, Medellín sacó a Viera de la monotonía y hubo amenaza de empate.

Caicedo y Balanta tuvieron la igualdad con pelotas que le quedaron sueltas en las narices de Viera, pero en la primera el guardameta, que no ha recibido goles este año, salvó el tiro rasante de Caicedo con un pie y en la segunda, Balanta pateó de jonrón.

La dupla que estaba ‘moviendo el bote’ (Borja-Teo) a la defensa visitante, desapareció. Larry Vásquez y Leonardo Pico no eran suficiente dique para contener el caudal de toques que proponía el Dim de la mano de Andrés Ricaurte.

El club antioqueño se adueñó de la pelota ante un Junior que se recogió en su zona, con Mera y Rosero rechazando todo, con el objetivo de contragolpear.

Así, de contraataque, Junior pudo liquidar el juego, pero Hinestroza le pegó tan mal como Balanta en una pelota que le pusieron picando frente a la portería visitante.

Didier Moreno y Carmelo Valencia entraron en el remate del partido y ayudaron a contener las insinuaciones ofensivas del Medellín, que no fueron las más nítidas.

En la agonía, Borja se volvió a juntar con Teo y casi anota el segundo, pero Mosquera rescató su valla.