La alimentación en la adolescencia: evite desarrollar trastornos por una mala dieta

Sep 10 2018 08:15 am 0

Es una creencia popular que durante la adolescencia es posible consumir todo tipo de alimentos, pues es una etapa donde se terminan de consolidarse varios sistemas vitales (óseo, visual, cognitivo, entre otros), sin embargo y contrario a lo que comúnmente pasa, no es cierto que se puedan consumir grandes cantidades de alimentos sin que haya consecuencias

De acuerdo con Ana Hernández, profesional del área de Promoción y Prevención de NUEVA EPS, “los cambios que se producen durante la adolescencia son fisiológicos (maduración sexual, aumento del peso, aumento de la talla, entre otros) y los requerimientos nutricionales son muy elevados”. La profesional comenta que es fundamental llevar una alimentación equilibrada con el fin de evitar carencias que puedan dar origen a trastornos de la salud como la bulimia o la anorexia.

La profesional comenta que existen una serie de recomendaciones sobre la alimentación con el fin de evitar trastornos alimenticios, y generar las condiciones para un desarrollo correcto de las funciones biológicos:

 

·         Procure llevar una alimentación variada todos los días que contenga: lácteos y sus derivados, frutas, verduras proteína animal y vegetal.

·         Evite el consumo de grasas y conservados ya que no aportan los nutrientes necesarios y generan incremento de peso además de problemas gástricos.

·         El consumo de fibra ayuda a mejorar la digestión de los alimentos y la absorción de los nutrientes. La fibra está presente en frutas, verduras y cereales integrales.

·         Establezca horarios para la alimentación, porque el cuerpo necesita energía durante todo el día coma tres veces al día y tome refrigerios en ayunos prolongados o actividad física intensa.

·         El desayuno es la alimentación principal para el inicio y desarrollo de actividades durante el día. no consumirlo puede ser perjudicial para la salud.

·         Beber suficientes líquidos para mantener una buena hidratación. En esta etapa de la vida se aconseja consumir un promedio de 6 a 8 vasos de agua al día.

·         La higiene bucal para mantener una salud integral es indispensable, se debe procurar cepillar los dientes después de cada comida y evitar la ingesta de alimentos dulces que ocasionan caries.

·         Realizar actividad física ayuda a mantener el peso y evita el sedentarismo, mejorando la movilidad de huesos, articulaciones y músculos.