“La maqueta debe seguir siendo importante para los arquitectos”: investigador de Universidad de la Costa

Ago 4 2019 10:15 am 0
Compartir esta noticia

Basado en la obra del arquitecto estadounidense Richard Meier, el investigador Mauricio Cabas hizo un análisis sobre el proceso de diseño y la importancia de la fabricación de maquetas para tener una visión 360° de los proyectos.

 

Uno de los mayores orgullos de su carrera como arquitecto es haber visitado la oficina, en Nueva York, del arquitecto Richard Meier, uno de sus grandes referentes profesionales. Tras ese encuentro en ‘la ciudad que nunca duerme’, en el que tuvo la oportunidad de entrevistarse con Meier y con Guillermo Murcia, arquitecto colombiano que trabaja para el estadounidense, el investigador Mauricio Cabas, arquitecto especialista en diseño arquitectónico, plasmó en papel la importancia de ‘La maqueta como herramienta esencial en el proceso de diseño’.

Antes de asistir al encuentro que forjó con antelación, enviando insistentemente correos a la oficina de Meier hasta lograr una cita, Cabas había iniciado una investigación denominada ‘El espacio arquitectónico contemporáneo del arquitecto Richard Meier’, en el que estudiaba, además, a los arquitectos más renombrados de la actualidad como Zaha Hadid y Frank Owen Gehry. Pero su investigación dio un giro tras indagar sobre los procesos de diseño.

“Luego de hablar con Meier y con Murcia, me di cuenta de que el proceso de este arquitecto tiene que ver mucho con el modelo 3D, con hacer maquetas, y la forma como va desarrollando sus ideas a través de maquetas volumétricas hasta llegar al resultado final”, indica Cabas, docente de las asignaturas Proyectos y Teoría de arquitectura de la Universidad de la Costa.

Su investigación destaca la relevancia de hacer prototipos físicos y de encontrar el equilibro entre el diseño dibujado en papel, forma en la que, asegura, surgen las buenas ideas, y el desarrollo de la maqueta física en simultáneo para ver las diferentes escalas y proporciones.

“Como docente veo que en esta época los estudiantes de arquitectura no hacen maquetas, sino que trabajan los diseños solo en el computador. Meier todavía genera la maqueta como una herramienta esencial en su proceso de diseño”, añade Cabas.

Richard Meier ha ganado, entre otros reconocimientos, el Premio Pritzker y la Medalla de Oro del Instituto Americano de Arquitectos, y es el genio tras los diseños delMuseo de Arte Moderno de Barcelona, el City Tower, que es el rascacielos más alto de Praga, la Parroquia de Dios Padre Misericordioso, ubicada en Tor Tre Teste en Roma, y más obras.

“Tuve la fortuna de que la persona que manejaba las relaciones públicas de Meier es mexicano, entonces hicimos una conexión y logré viajar precisamente cuando él estaba en la oficina. Estuve con ellos, hablamos y además recorrí el Museo de Maquetas”, comenta Cabas con tono de emoción.

De esa investigación, y se puede ver en el plan de estudio de la facultad de Arquitectura de la Universidad de la Costa, surgió que los estudiantes ahora tienen especial enfoque en el desarrollo de maquetas a medida que van generando sus proyectos.

“Las maquetas optimizan y hacen que el arquitecto tenga una visión 360 de su proyecto. Se había dejado atrás, sobre todo porque los arquitectos quieren ir enseguida al computador, pero verlo en físico da una sensación totalmente diferente”, enfatiza.

Como resultado del análisis de la obra de Meier, Zaha Hadid y Frank Owen Gehry, Cabas escribió un libro denominado La poética del espacio arquitectónico contemporáneo. “Tengo pendiente la visita a estos arquitectos. Lastimosamente ya Hadid falleció, pero Gehry todavía está y la idea es visitarlo. Aún no me ha respondido, sigo insistiendo”.


Compartir esta noticia