Llegada de Carlos Vives a su casa en El Rodadero, prende las alarmas de sus vecinos, por el Covd-19

Mar 20 2020 05:56 pm 0

La llegada de Carlos Vives a su apartamento en el edificio Punta Arena, en El Rodadero, no fue de mucho agrado para sus vecinos, como en otras ocasiones.

A los residentes les alarmó el hecho de conocer que el artista samario arribó a la capital del Magdalena luego de una gira por España y México, donde hay un número alto de casos confirmados de coronavirus.

A Vives, como de costumbre, se le ve recorriendo el edificio con su familia, lo cual ha preocupado a las demás personas, quienes solicitaron a la administración un pronunciamiento por esta situación, que, señalan, pone en riesgo a la población que habita el lugar.

Precisamente al cantante le hicieron llegar una carta firmada por Alba Henríquez, la administradora del edificio, en la que le solicitan acatar las normas impuestas por el gobierno y quedarse en casa.

“Solicitamos a usted y a sus familiares realizar el aislamiento social y, como todos los que residimos aquí, acatar las normas impuestas en esta excepcional situación en la que todos estamos cobijados con los mismos derechos”, dice la misiva.

El temor de la gente es que en el edificio viven, en su mayoría, adultos mayores de 60 años, quienes son, según las autoridades sanitarias, quienes más están en riesgo durante esta pandemia.

Frente a los disgustos y señalamientos recibidos, la modelo y empresaria Claudia Elena Vásquez, esposa de Vives, manifestó que no hay nada que temer porque el artista “cantó hace más de 15 días en España, es decir que ya superó el periodo de incubación de un posible coronavirus ya pasó”.

En cuanto a su paso por México, Vásquez explicó que estuvieron en un momento en el que ese país no estaba en alto riesgo por el virus.

“Aquí lo que hay es un pánico generalizado, nosotros estamos sanos y hemos tomado todas las precauciones. Permanecemos en nuestra casa y solo salimos a hacer ejercicio en nuestra propiedad horizontal del edificio, pero con todos los cuidados y sin acercarnos a las personas”, añadió Claudia Elena.