Mecánicos expuestos a emisiones diésel en Colombia, en alto riesgo de sufrir cáncer

Feb 11 2020 08:54 am 0

El trabajo liderado por científicos de la Universidad Simón Bolívar es el primero de su tipo realizado en el país. Se aplicó en una población de 120 mecánicos de Barranquilla, Cartagena, Sincelejo y Montería.

 

El riesgo de contraer enfermedades debido a la exposición continua y prolongada a sustancias químicas tóxicas en actividades ocupacionales, es una realidad a nivel mundial que en Colombia ha sido evidenciada en un estudio liderado por el Grupo de Investigación en Genética (G=I=G) de la Universidad Simón Bolívar. El análisis se enfocó en mecánicos y las emisiones diésel que pueden desencadenar diversas patologías, entre ellas el cáncer.

“Los resultados indicaron un aumento de daño en el ADN de trabajadores expuestos. Estos pueden atribuirse a la exposición a mezclas complejas en su ambiente de trabajo, las cuales contienen gases tóxicos (monóxido y dióxido de carbono, dióxido de azufre, etano), HAPs (hidrocarburos aromáticos policíclicos), derivados de benceno y material particulado que puede ser depositado en los pulmones, conllevando a alteraciones en el parénquima pulmonar”, concluyó el estudio apoyado por Colciencias, y realizado en alianza con la Universidad del Norte (Colombia) y las universidades brasileñas Luterana (Ulbra) y Federal do Rio Grande do Sul.

El trabajo fue publicado el año pasado en la revista científica Ecotoxicology and Environmental Safety (EE.UU.) y se titula ‘Efectos citotóxicos y genotóxicos en mecánicos expuestos ocupacionalmente a emisiones de motores diésel’. Su importancia se contextualiza en que la actividad industrial desarrollada por décadas por los humanos puede comprometer la salud e integridad genética, debido a la exposición prolongada a sustancias químicas tóxicas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer este año los pasos para evitar que en el mundo 7 millones de personas mueran por cáncer durante la próxima década, con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, que a partir de 2005 se conmemora el 4 de febrero.

Uno de los objetivos del trabajo liderado por Unisimón es la prevención y coincide con una de las recomendaciones de la OMS: la necesidad de mejorar los servicios relacionados con la enfermedad en los países de bajos y medianos ingresos.

“Los biomarcadores (sustancias producidas en el organismo como reacción a un proceso biológico que pueden ser plenamente evaluables) en este estudio son útiles como predictores tempranos de carcinogénesis (origen del cáncer), desde la perspectiva de implementar estrategias de prevención en poblaciones expuestas a contaminantes en países en desarrollo”, destaca el análisis coordinado desde el G=I=G de Unisimón por su director Milton Quintana Sosa, y la profesora Grethel León-Mejía, PhD. en Biología Celular y Molecular.

 

Muestras en ciudades del Caribe colombiano

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (Iarc) clasificó en 2012 “cancerígenos para los humanos (grupo 1)” a los gases contenidos en las emisiones diésel (DEE, siglas en inglés de Diesel engine exhaust), “con base en suficiente evidencia de que la exposición está asociada con un mayor riesgo de cáncer de pulmón”.

De lo anterior surgió el interés de hacer el estudio genético focalizado en Colombia. Para el mismo, entre 2017 y 2018 se reclutaron de manera aleatoria, voluntaria e informada 120 mecánicos de Barranquilla, Cartagena, Sincelejo y Montería con al menos tres años en contacto con las emisiones de los motores diésel. Fueron incluidos otros 100 individuos control residentes en el departamento del Atlántico, sin exposición conocida a agentes genotóxicos.

A cada uno se le extrajo muestras de sangre a través de punción venosa, al igual que mucosa bucal de la parte interna de las mejillas. También fue analizado el material particulado generado durante la combustión de los motores diésel y que es inhalado de manera continua en los talleres donde laboran. Las muestras se procesaron en la Unidad de Genética y Biología Molecular de Unisimón.

El análisis confirmó hallazgos hechos en otros previos, llevados a cabo en otras partes del mundo: se observaron alteraciones celulares e inestabilidad cromosómica, mayores niveles de daño en el ADN y formación de micronúcleos, tanto en las muestras sanguíneas como las bucales.

 

Primeros datos en Colombia

Además de daño en el ADN, los niveles de biomarcadores de muerte celular fueron significativamente más altos en el grupo de mecánicos expuestos.

Quintana y León-Mejía resaltaron que “en nuestro estudio encontramos una asociación directa entre la duración del tiempo de servicio y el aumento de micronúcleos en los linfocitos que pueden estar asociados con el efecto acumulativo del daño en el ADN o la pobre reparación de ADN debido a la exposición al DEE”.

“Estos resultados son los primeros datos en Colombia sobre los efectos citotóxicos y genotóxicos inducidos por la exposición continua a los compuestos generados en la combustión de los motores diésel, y demuestran la utilidad de los marcadores biológicos para el monitoreo humano y la evaluación de los riesgos de cáncer en las poblaciones expuestas”, agregaron.