No cesa violencia contra menores en Colombia: 38 fueron asesinados en enero

Feb 9 2020 01:07 pm 0

El país se sorprendió esta semana por las lágrimas de un juez y un abogado que escuchaban en plena audiencia los delitos perpetrados por un capturado. Y no era para menos si se tiene en cuenta el dolor que ocasionó el hombre a la víctima de apenas 22 meses.

Óscar Eduardo Orjuela Pinzón, el hombre de 19 años acusado de torturar y abusar de su hijastro, era representado por el abogado Javier Baquero, quien escuchó con su cliente al lado el relato de la Fiscalía sobre el maltrato que ocasionó a su víctima.

“El primer golpe fue en la boca. La respuesta del padrastro fue que se cayó de frente. Al otro día, el niño dio a entender que le dolían las piernas. La respuesta fue que se cayó jugando fútbol, y así, el hombre tenía una excusa día a día”, señaló la Fiscalía durante la imputación por los golpes que llevaron a la muerte del niño.

“La verdad no entiendo cómo usted tiene la capacidad para desde el lunes, martes, miércoles, jueves, sábado, de golpe en golpe, acabar con la vida de un menor”, dijo por su parte el juez.

Este es uno de los 38 homicidios de menores de edad que ocurrieron en enero del 2020 en el país, una cifra que representa una disminución frente al mismo mes del año anterior, pero que está lejos de ser significativa y que alerta sobre los riesgos que corren los menores indefensos.

En enero del 2019 fueron asesinados 39 niños, niñas o adolescentes. Ese caso de diferencia representa una disminución de 2,6 por ciento.

Respecto a los 160 menores que murieron en enero de forma violenta, según datos de Medicina Legal, los 38 que fueron asesinados representan el 23,7 por ciento. Los demás casos corresponden a muertes accidentales, muertes por accidentes de tránsito, suicidios y hechos sin determinar.

Del total de menores asesinados en el primer mes del año, seis eran niñas y los 32 restantes, niños. Es decir, más del 84,2 por ciento eran varones, según los registros de la entidad. Esta proporción se acerca a la de homicidios en general, pues la gran mayoría de víctimas de este delito –91,58 por ciento en el 2019– eran hombres.

Sobre las causas de las muertes, el informe de Medicina Legal consigna que 28 fueron producidas por proyectil de arma de fuego, mientras que en seis más se usó elemento cortopunzante. Esta semana, justamente, se registró otro caso de homicidio de una menor de edad quien fue hallada en el patio de una casa, a 10 minutos del casco urbano de Tumaco, Nariño, con una herida letal de arma cortopunzante en el cuello.

En el sur del país también se había registrado el domingo pasado el asesinato de una niña de 4 años. Ocurrió en El Tambo, Cauca.

El padre de la menor, quien fue señalado como presunto responsable del asesinato de la niña, apareció muerto horas después.

Si bien estos casos muestran el nivel de letalidad que puede alcanzar la violencia contra los menores en el país, los números de la violencia no letal también son preocupantes. En el 2019 fueron 8.466 los menores víctimas de violencia no letal, como maltrato intrafamiliar. El 46,8 por ciento de las víctimas fueron hombres y el 52,5, mujeres.

No obstante, este número de casos fue menor que en el 2018, cuando el total de hechos de violencia contra niños, niñas y adolescentes que registró Medicina Legal fue de 10.794. Entre estos, 5.659 niñas y 5.135 niños.

El año pasado fueron 708 los menores de edad víctimas de homicidio; en 2018, las víctimas fueron 710 y en 2017, los menores asesinados fueron 775.

El mayor número de víctimas mortales del año pasado fueron adolescentes, entre los 15 y los 17 años, con 556 casos; seguidos de 82 casos de menores entre los 10 y los 14 años; 50 casos entre 0 y 4 años y los 20 restantes, de edades entre los 5 y los 9 años.

Del total de muertes violentas de menores ocurridas el año pasado, 37,8 por ciento fueron homicidios. Por otro lado, el 15,3 por ciento fueron suicidios. Y en enero del 2020 se registraron 19 suicidios, 11,8 por ciento del total de muertes violentas. Entre estas, 12 fueron mujeres y 7 más fueron hombres.

Los casos de suicidio en el primer mes del año fueron tres menos que en enero del 2019, cuando se presentaron 22, un 14,5 por ciento de las 151 muertes violentas registradas ese mes del año pasado.

El departamento donde más menores murieron de forma violenta el mes pasado fue Valle del Cauca, con 18 casos (uno menos que en el 2019), seguido de Bogotá, con 15 casos (cuatro más que el año pasado) y Antioquia, con 14 (11 casos menos que los del mismo mes del 2019).

Los siguen Cauca, Magdalena y Santander, Atlántico, Boyacá y Casanare.

Otras causas de muerte violenta

La mayoría de muertes violentas de menores de edad en enero correspondieron a causas accidentales, según Medicina Legal. Fueron en total 54 los niños que murieron en estas condiciones, de las 160 muertes violentas que se registraron.

Esta cifra representa un aumento de 45,9 por ciento si se compara con las 37 de enero del 2019. Son en total 17 casos más.

La segunda causa de muerte obedece a accidentes de transporte. Mientras que en el primer mes del año pasado se registraron 36 muertes en estos eventos, en enero del 2020 fueron 43 los menores de edad víctimas de accidentes de tránsito.

El año pasado, 1.594 menores murieron de forma violenta. De estos, 432 fallecieron en circunstancias accidentales distintas a eventos de transporte y 442 en accidentes de tránsito.

Mientras que el mayor número de víctimas de homicidio tenía entre 15 y 17 años, la mayoría de víctimas de accidentes (195) estaba entre los 0 y los 4 años, es decir, en la edad en la que más cuidado requieren de sus padres y otros adultos.

En esa edad, por otro lado, no se registró ningún suicidio. En cambio, 5 tenían de 5 a 9 años; 120, de 10 a 14 años, y 162, de 15 a 17.