Presidente de la FIFA llegó a Barranquilla por inauguración de sede deportiva de la Selección

Oct 13 2021 08:32 pm 0
Compartir esta noticia
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Apresurado, con saco y corbata, Gianni Infantino arribó a la sede de la Federación Colombiana de Fútbol en Alameda del Río, en Barranquilla. Eran las 6 p.m. cuando el italo-suizo se presentó en una lujosa camioneta.

Un abrazo con Ramón Jesurun y su esposa fue el primer saludo. Después, el presidente de la FIFA empezó a vivir de cerca una muestra del Carnaval de Barranquilla.

La Reina Valeria Charris, con su carisma y su sonrisa que ilumina, le dio la bienvenida a Infantino, quien le correspondió sonriente, pero sin entrar a cogerle el paso a la música que interpretaba la Banda de Baranoa.

Entre marimondas y danzantes, Infantino se abrió paso y empezó a recorrer la sede de la FCF, el motivo que lo trajo a Barranquilla.

‘El Cole’, el popular hincha del combinado patrio, se lo encontró de frente y con su espontaneidad y buena vibra le extendió su bandera colombiana y lo invitó a posar para una foto. Infantino accedió con gusto y siguió detallando la reluciente sede de las selecciones Colombia en ‘Curramba’.

“¿Dónde está David Ospina, el número uno?”, fue lo primero que preguntó Infantino al entrar al camerino de la Selección, que tenía las camisetas de los jugadores colgadas en sus respectivos puestos.

“¿Y Falcao? ¿Dónde está Falcao?”, interrogó después junto al paraguayo Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, y Ramón Jesurun Franco, presidente de la FCF.

Luego de pasar por los camerinos, baños, gimnasio y corredores de la maravillosa sede, Infantino accedió a un salón y se retiró la corbata y el saco para ponerse una guayabera.

Al llegar al sitio acondicionado para el evento, Infantino fue recibido por todos los invitados especiales, que le abrían paso. Algunos aplaudían, mientras el saludaba con su mano derecha.

Luego del mandamás de la rectora del fútbol mundial, Javier Hernández Bonett, maestro de ceremonia, anunció que el evento se retrasaba al menos 40 minutos a la espera del presidente de Colombia Iván Duque.

Infantino, Jesurun, Domínguez y otros personajes del fútbol, como el arquero argentino Nery Pumpido, se fueron a una zona restringida a charlar y compartir a la espera de la llegada del mandatario de los colombianos.


Compartir esta noticia
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •