Real Madrid empató 3-3 con Sevilla y se clasificó a los cuartos en Copa del Rey

Ene 12 2017 11:22 pm 0
Compartir esta noticia

Real Madrid se clasificó a los cuartos de final de la Copa del Rey tras igualar 3 a 3 como visitante con Sevilla en el partido de vuelta de la serie que había dejado encaminada la semana pasada, al imponerse 3 a 0 en el Santiago Bernabéu. Con esta igualdad, el elenco dirigido por Zinedine Zidane llegó a 40 encuentros sin derrotas y estableció una nueva marca para los clubes españoles.

La tranquilidad que le daba la ventaja construida ocho días atrás en la capital española permitió que Zidane afrontara este partido con muchas modificaciones en la alineación (Cristiano Ronaldo, Gareth Bale, Luka Modric, James Rodríguez, Isco y Pepe no viajaron a Sevilla para este duelo).

Sin embargo el equipo dirigido por Jorge Sampaoli, que cuentó con Gabriel Mercado, Matías Kranevitter, Joaquín Correa y Luciano Vietto, golpeó de entrada y le puso una cuota de incertidumbre a la serie. A los 9 minutos, Pablo Sarabia sacó un centro desde la derecha que se fue cerrando y Danilo, en su intento por rechazar, batió a Kiko Casilla con un certero cabezazo contra su propia valla.

En ventaja, Sevilla mantuvo una presión sostenida, fue dueño del balón, acosó permanentemente a su rival y tuvo un par de chances claras para ampliar su ventaja. La visita también tuvo las suyas de contragolpe, pero fue el conjunto andaluz el que siempre estuvo más cerca. Justo antes del final de la etapa, Joaquín Correa salió del campo con una molestia física (lo reemplazó el montenegrino Stevan Jovetic).

La ilusión que el equipo de Sampaoli había edificado con un muy buen primer tiempo se desplomó a los 3 minutos del complemento, cuando en una rápida salida de contragolpe tras un córner Marco Asensio tomó el balón en su propio campo, levantó vuelo, dejó en el camino a Kranevitter, le ganó en velocidad a Vietto y batió a David Soria para establecer el 1 a 1.

La urgencia de Sevilla era ahora mayor, ya que el gol de visitante del Madrid lo obligaba a anotar al menos cuatro para clasificarse a cuartos de final. Muy rápido consiguió uno, con una volea del debutante Jovetic tras un centro de Sergio Escudero. Y a los 32 volvió a gritar: Casilla dejó un balón suelto en el área chica e Iborra empujó a la red.

Si bien los andaluces seguían buscando, el paso del tiempo los alejaba del objetivo principal. Solo quedaba el consuelo de cortar la larga racha invicta de su adversario. Pero Real Madrid no se dio por vencido. A siete minutos del final descontó con un penal a lo Panenka de Sergio Ramos, tras una torpe infracción de Kranevitter sobre Casemiro. Y en tiempo agregado Karim Benzema, que había ingresado 15 minutos antes, armó un jugadón que terminó en el 3 a 3.

Este empate significó el 40° partido consecutivo sin caídas para el Merengue, que no pierde desde el 6 de abril del año pasado frente a Wolfsburgo, por la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa (torneo que el equipo español terminó ganando). Desde entonces encadenó 30 victorias y 10 igualdades entre Liga de España, Copa del Rey, Liga de Campeones, Mundial de Clubes y Supercopa de Europa.

Los madrileños superaron la marca de 39 encuentros que ostentaba el Barcelona de Lionel Messi y Javier Mascherano, que la había logrado la temporada pasada bajo la dirección técnica de Luis Enrique, e igualaron al Nottingham Forest inglés (entre 1977 y 1978). Los próximos objetivos son los 42 partidos sin caídas de Milan (1992-1993) y los 43 de Juventus (2011-2012).

En las otras series de octavos de final que se definieron el jueves, el Celta de Eduardo Berizzo derrotó 2 a 1 a Valencia y se clasificó sin problemas (en la ida había ganado 4 a 1), al igual que Eibar, que empató 0 a 0 con Osasuna (en la ida había goleado 3 a 0).

Entre el martes y el miércoles habían conseguido su pasaje Barcelona, Atlético de Madrid, Real Sociedad, Alavés y Alcorcón. El viernes se sortearán los cruces de cuartos de final.

clarín.com

Compartir esta noticia