Rectores de las universidades del Caribe claman porque se restablezcan las clases en las escuelas de Colombia

Jun 2 2017 12:06 am 0

Hacen un llamado para que Gobierno y Fecode se pongan de acuerdo a través del diálogo constructivo.

Los Rectores de las universidades afiliadas a Asiesca (Asociación de Instituciones de Educación Superior del Caribe) solicitaron hoy que los escenarios de diálogos entre el Gobierno y Fecode se restablezcan y que las conversaciones fluyan para que ambas partes lleguen a un acuerdo que permita normalizar las actividades académicas en todas las escuelas públicas del país.

“Ramsés Vargas Lamadrid y Amaury Velez, Presidente y Vicepresidente respectivamente de ASIESCA, manifiestan que el prolongado cese de las actividades educativas que se está viviendo en Colombia, profundiza aún más, las inequidades entre los niños y niñas y adolescentes, impidiéndoles  el acceso a la educación.

“Estamos haciendo un especial llamado a todos los maestros del país para que fruto de un diálogo constructivo, sincero y transparente retomen prontamente sus labores”, puntualizó Vargas Lamadrid.

Asiesca reconoce el legítimo interés de las partes de llegar a un acuerdo, y las posiciones respectivas, pero de igual manera, reconoce que las restricciones fiscales del Estado dificultan el margen de maniobra, lo cual conllevaría a todos a apelar a la sensatez y flexibilizar las posiciones a efectos de que se retomen las clases.

“Las Instituciones de Educación Superior compartimos la consigna de volver a Colombia  la nación más educada para el 2025, pero nuestros pobres desempeños en la educación media evidenciados en los resultados de las pruebas PISA, son un imperativo para no perder un día más en mejorar los contenidos y la didáctica en las aulas de todo el país, intención que estamos seguros coinciden todas las partes, pero para esto, hay que volver a clases”, enfatizó Vargas Lamadrid.

Los rectores de las Instituciones de educación Superior del Caribe coinciden en que no hay herramienta que sustituya la educación como herramienta de movilidad social y dignificación del ser humano, pero para eso, hemos de volver a las aulas. Nuestros niños lo reclaman.