Sacerdote de la Policía capturó a ‘EL Diablito’, presunto atracador armado

Abr 18 2020 01:07 pm 0

Sin dejar a un lado su sotana ni la Biblia, pero aferrado a su compromiso de servir a la comunidad también como oficial activo de la Policía Nacional, el capellán de la Metropolitana de Cartagena fue el principal protagonista de una intensa persecución que terminó con la captura de un presunto delincuente apodado ‘el Diablito’.

El sacerdote no solo logró aprehender al supuesto bandido, sino que también consiguió desarmarlo y decomisarle un arma de fuego de fabricación hechiza.

El particular operativo del cura, que además es coronel de la Policía, se extendió por varias cuadras, entre el barrio San Fernando y el sector La Gloria, en el populoso Blas de Lezo, suroccidente de la ciudad.

El Comando de la Policía de Cartagena asegura que el presbítero Jesús Antonio Cañizares se fue en persecución de ‘el Diablito’ apenas había finalizado su labor de apostolado por varios barrios en la capital de Bolívar, en donde dio un mensaje de esperanza y convivencia desde su vehículo por las circunstancias adversas que se viven a nivel mundial por la pandemia del COVID-19. Esa actividad la realiza todos los días a partir de las 5 de la tarde.

El operativo

“Todos los días estamos saliendo a diferentes sectores de la ciudad para llevarle a la comunidad un mensaje de esperanza, de fe y de amor. Al regresar del barrio San Fernando vimos al sospechoso con el arma hechiza y por eso iniciamos la persecución”, dijo el coronel y sacerdote Cañizares, quien también presta sus servicios a la Policía de Bolívar.

“El sacerdote logró observar desde su carro particular cuando el presunto delincuente huía portando un arma de fuego, poniendo en riesgo la vida de los ciudadanos que se hallaban en las terrazas de sus viviendas.

“De inmediato, el capellán, junto a su conductor y su acompañante, policías de la Metropolitana de Cartagena, iniciaron la persecución del delincuente, siendo reducido y capturado en flagrancia por el sacerdote. Al sujeto le hallaron en la pretina del pantalón un arma de fuego, de fabricación hechiza, con un cartucho calibre 38”, dice el reporte de la Metropolitana.