Situación de Cardona y Barrios cada vez es más complicada en Argentina

Ene 18 2018 12:05 am 0

La situación de los jugadores colombianos Edwin Cardona y Wilmar Barrios, por supuestamente haber agredido a dos mujeres, el pasado domingo, en Argentina, cada vez se agrava más. Según la denuncia de una de las implicadas, que se conoció este miércoles, los futbolistas están acusados por privación ilegítima de la libertad, lesiones y amenazas.

Según registraron varios medios argentinos, quienes tuvieron acceso a la denuncia (América TV, TyC Sports, Diario Olé, entre otros), dos mujeres llegaron a un departamento, que les dijeron era de Barrios. Allí se les habría pedido a dos mujeres que hicieran un show, a lo cual aceptaron.

El relato describe que los jugadores pidieron varias botellas de alcohol durante toda la noche y se les hizo la solicitud de que hicieran más bailes, pero de “una manera más agresiva”.

Cardona habría insultado a una de las mujeres diciéndole: “Te crees diva, para algo te contratamos” y al agitarse los ánimos “las señoritas trataban de controlar la situación, pero luego ven que Barrios tenía una cuchilla en su cintura”, señala la denuncia.

Tras no llegar a un acuerdo económico, según la denunciante, Cardona no accedía a pagar por los shows y empezó a insultarlas, y luego Barrios tomó por la espalda a una y cuando la otra le dijo que la soltara la empezó a empujar y no las dejaban bajar trabándoles el ascensor y dándoles golpes”.

El suceso habría terminado cuando una de las implicadas le dice a Barrios que “está embarazada” y uno de los acompañantes de los jugadores señalado de nombre Sebastián, sale al pasillo a conversar con las afectadas, con un guardia de seguridad de testigo.

En Argentina señalan a Frank Fabra, también colombiano y a Manuel Roffo, arquero juvenil de Boca Juniors como participantes del encuentro. Sin embargo, en la denuncia se habla de que Fabra solo “bailó pacíficamente” con una de las mujeres.

La versión de los jugadores

El abogado de los jugadores Miguel Ángel Pierri dijo el miércoles, en una entrevista con Efe, que los futbolistas están “muy mal anímicamente” y sostuvo que la denuncia provoca un “grave daño” al club argentino.

“El sábado pasado, como es común en ellos, se encuentran con el barbero que los atiende después de cerrar el negocio. Les corta el pelo en un departamento que tiene en Puerto Madero. Cardona llegó al departamento con algunos jugadores más, entre ellos (el también colombiano Frank) Fabra”, relató Pierri.

“Allí, entre otra gente, había unas mujeres que ellos pensaron que eran asistentes del peluquero, porque siempre hay una compañía femenina que les lava el cabello o que les hace las manos. El peluquero se las presentó como amigas”, añadió.

Según el abogado, los jugadores estuvieron alrededor de dos horas tomando unas gaseosas, un licor y se fueron. “No pasó absolutamente nada. El ingreso de todos quedó registrado y el egreso de todos quedó registrado por las cámaras de seguridad. El lunes por la mañana ellos llegan al entrenamiento y ahí se enteran por sus compañeros que hay una versión de que tuvieron un problema”, sostuvo.

“Sabemos que estas personas se sienten víctimas de una felonía sexual, sumado a privación ilegítima de la libertad y lesiones, una carátula que es gravísima”, añadió.

Las autoridades realizan la respectiva investigación mientras que Cardona y Barrios fueron apartados del equipo y no viajaron con el plantel a Mar del Plata para un partido amistoso contra Aldosivi en la noche de este miércoles.