Gobierno insiste en que sigue abierto al diálogo con la minga