Jugaban un partido de fútbol en plena cuarentena en Barranquilla