Niños ya no podrán salir de sus casas