Tenía orden de captura por cinco delitos y andaba por las calles del centro de Barranquilla