Tras muerte de joven, tomistas desalojan sede centro de Unitlántico

Dic 18 2019 04:14 pm 0

De la peor forma, con un muerto,  terminó este miércoles la toma que un grupo de estudiantes, y otras personas por identificar, que mantenían en la sede Centro de la Universidad del Atlántico, en la carrera 43 No. 50-53, Barranquilla.

La víctima fue una estudiante de primer semestre de Derecho, de tan solo 17 años, identificada como Madelayne Sofía Ortega Díaz, quien estaba becada del programa de Generación E.

“Abandonamos este lugar (el colegio) para crear un mejor futuro, pero no nos podemos ir sin antes mirar a nuestro alrededor y agradecer lo mucho que nos ha dado”, dijo Madelayne en un video tomado el día de su grado como bachiller que empezó a circular por redes sociales tras conocerse la noticia de su trágica muerte.

El cuerpo de la estudiante fue encontrado a las 5:00 de la mañana, cuando uno de los tomistas se levantó del sitio donde dormía tras escuchar un ruido raro y la encontró, aún con vida, tirada en uno de los patios.

Entre el novio y otras personas trasladaron a la estudiante hasta Clínica San Diego, en la calle 51 No 39-7, donde murió a los pocos minutos de haber ingresado.

¿Rumba mortal?

¿Qué pasó? es la pregunta que deben responder las autoridades.

El reporte preliminar de la Policía Metropolitana de Barranquilla indica que Madelayne cayó del segundo piso y ahora es labor de la Fiscalía y Medicina Legal determinar si en realidad existió la caída y si esta fue accidental, voluntaria o un homicidio.

Se estableció, con fuentes de la Policía Judicial, que durante la noche del pasado martes y la madrugada de este miércoles los tomistas y otras personas, aproximadamente 40 o 50 individuos, habrían celebrado una fiesta al interior de la sede de la universidad.

“Estamos investigando si hubo consumo de drogas y licor artesanal, porque eso es lo nos dicen y lo que se observa en la inspección que realizamos y lo que pareciera por el estado en el que se encuentran estas personas; no sabemos quiénes son y no son estudiantes, y trataremos de determinar qué relación habría tenido la supuesta rumba con la muerte de Madelayne”, le explicó a este medio uno de los investigadores.

El comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, General Ricardo Alarcón, señaló que el CTI de la Fiscalía se encuentra recopilando testimonios de los tomistas para sumarlos con los datos que emita Medicina Legal y así poder enunciar claramente las hipótesis del hecho.

Salieron de la U

Mientras las autoridades hablaban y la opinión pública se conmocionaba con la noticia que se regó como pólvora a través de las redes sociales, los tomistas abandonaron en silencio y tratando de pasar desapercibidos la sede Centro de la Uniatlántico.

Se conoció que cuatro o cinco fueron conducidos directamente a la sede de la Fiscalía para recoger sus declaraciones, o los demás les tomaron los datos para citarlos a entrevista.

El subdirector de la Fiscalía en el Atlántico, Régulo Calderón, manifestó que, de manera preliminar, la hipótesis sobre la muerte de Madelayne sería una caída accidental de uno de los pisos de la edificación.

Y recalcó que la Policía Judicial no tuvo acceso inmediato al lugar de los hechos y por eso es posible que la escena haya sido alterada involuntaria o voluntariamente.

“Hay que esperar el informe técnico y también se requiere un protocolo de Medicina Legal sobre la causa final de la muerte”, puntualizó.

A su turno el rector (e) de la Universidad del Atlántico, Jorge Luis Restrepo, hizo un llamado a la concertación como única vía para terminar con las tomas a las diferentes sedes del alma mater.

Restrepo lamentó la muerte de Madelayne y afirmó que son las autoridades quienes deben esclarecer el hecho.

“Hemos invitado a la conciliación para sacar de manera concertada esta situación (las tomas) que atraviesa la universidad, hacemos un llamado a los estudiantes al respeto y al diálogo”, pidió.

El Gobernador Eduardo Verano, anunció que la muerte de Madelayne y la situación de la Universidad del Atlántico serán debatidas en un Consejo de Seguridad.

Sobre los campamentos estudiantiles, el mandatario departamental dijo que “ayer (martes) le dimos imposición a un rector encargado y ya le hemos pedido a el que haga todos los contactos para finalizar las tomas y se regule la situación de la universidad”.

Y por redes sociales el ex rector de la Uniatlántico, Carlos Prasca, expresó: “Con la toma de la Universidad del Atlántico por los mamertos violentos, drogadictos y jibaros, está la convierten en el nuevo Caguán o en la nueva Cárcel Catedral de Pablo Escobar (sic)”.

No hablaron

En Medicina Legal se hicieron presentes familiares y allegados de Madelayne Sofía Ortega Díaz para reclamar el cadáver. Ninguno quiso hablar.

Sin embargo, este medio indagó con investigadores y, al parecer, Madelayne llevaba tres semanas viviendo en la sede Centro de la Universidad del Atlántico, en compañía de su novio y otros tomistas.

“Ella, parece, tenía algunos problemas familiares, sus papás son separados y la convivencia de ella con el progenitor que estaba a cargo no era la mejor, es la versión que nos han dado algunos amigos, al parecer por eso se fue a vivir a la toma”, expresó la fuente consultada.