Trump alardea por triunfo en el juicio y ataca a detractores

Feb 7 2020 06:35 am 0

El presidente estadounidense, Donald Trump, saboreó este jueves, y sin el menor ápice de remordimiento, la victoria que le entregó el miércoles el Senado cuando lo exoneró de los cargos con fines de destitución que pesaban en su contra.

En un evento en el Congreso y luego en otro en la Casa Blanca, el presidente se apareció triunfante y enarbolando una copia de la primera página de The Washington Post con un título enorme que dice ‘Trump, absuelto’.

A pesar de que varios senadores de su propio partido terminaron criticando su comportamiento al solicitar ayuda a Ucrania para investigar a sus rivales, Trump se mantuvo desafiante y usó su momento para premiar a aliados y castigar a detractores.

Rodeado de congresistas, miembros de su familia y casi todo su gabinete que no paraban de ovacionarlo, Trump describió el proceso en su contra como un “calvario” ideado de manera fraudulenta por un Partido Demócrata “corrupto y malvado” que lleva tres años tratando de sacarlo del poder.

“Nos tocó ir hasta el infierno y de manera injusta. Yo no hice nada malo. Admito que me he equivocado en mi vida, pero no a propósito”, dijo el presidente mientras agradecía personalmente a cada uno de aquellos que jugaron un papel a lo largo del proceso de destitución.

Prueba de que no está dispuesto a “pasar la página”, Trump la emprendió contra sus enemigos, especialmente la líder de los demócratas en la Cámara, Nancy Pelosi, y el presidente de la Comisión de Inteligencia, Adam Schiff. “Ellos son sanguinarios, malintencionados. Schiff es una persona terrible, cruel. Pelosi es una persona terrible.
Ella dice que reza por mí. Dudo que siquiera rece, menos por mí” dijo el presidente.
Y predijo, quizá más en chiste, que los demócratas probablemente tratarán de destituirlo otra vez porque le quieren hacer pagar la pena máxima así sea por cruzarse una calle por donde no está la cebra.

“Pero siempre los he derrotado, y si me toca los derrotaré otra vez”, dijo un confiado presidente que, además de su absolución, recibió la buena noticia de una encuesta de opinión que cifra su popularidad en el 49 por ciento. La más alta que recibe desde que llegó a la Casa Blanca.