Universidad Simón Bolívar lanza el primer centro de inteligencia artificial y robótica del Caribe colombiano

Mar 25 2021 09:27 pm 0
Compartir esta noticia
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La inteligencia artificial y la robótica tendrán un espacio exclusivo en la Universidad Simón Bolívar, con la creación de AudacIA. Este nuevo centro de desarrollo tecnológico e innovación, el primero de una Institución de Educación Superior del Caribe colombiano, es la respuesta a los retos que llegaron a Colombia para quedarse, y al reconocimiento internacional adquirido en estos campos.

 “Lo que vemos en el mercado es que, debido a la pandemia y las necesidades surgidas, el año pasado aumentó el número de empresas que implementaron procesos de machine learning y automatización inteligente, como el caso de los chatbot para atención de clientes”, comenta el ingeniero Reynaldo Villarreal González, director de Tecnología de MacondoLab, el centro de crecimiento empresarial e innovación de Unisimón.

La constitución de AudacIA como un centro independiente de MacondoLab está impulsada por el rector de UnisimónJosé Consuegra Bolívar, y la vicerrectora de Investigación, Extensión e Innovación, Paola Amar Sepúlveda, quien además es CEO de MacondoLab.

AudacIA es el resultado de la labor de MacondoLab, que en sus siete años de trayectora dinamizó el ecosistema de innovación de Barranquilla y la región Caribe, y que además ha liderado y coliderado exitosos proyectos de robótica e inteligencia artificial”, destaca Amar Sepúlveda.

 

Implementación del modelo Self-Learning

 

Camille, que descubre anomalías en los análisis de PCR de las muestras tomadas a pacientes sospechosos de tener covid-19 y agiliza el diagnóstico de los casos, es la invención más reciente que se elaboró in house en respuesta a la pandemia del covid-19:

Sus inventores son el ingeniero Reynaldo Villarreal, el bioquímico y biólogo molecular Antonio Acosta Hoyos y el experto en quimiometria Leonardo Pacheco Londoño, todos profesores investigadores de Unisimón.

En total, MacondoLab ha sido la cuna de más de 12 de desarrollos surgidos de convocatorias públicas y dentro del programa Probeta de la Alcaldía de Barranquilla y el MinTIC, el cual es ejecutado por Unisimón para impulsar los negocios basados en investigación científica y el uso de tecnología. Por tratarse de trabajos “de un nivel extremadamente alto”, Villarreal está invitado a representar a MacondoLab de Unisimón en el próximo Congreso de IA y aprendizaje automático, en Zurich (Suiza).

Las creaciones han marcado diferencia porque los expertos en analítica de datos de MacondoLab lograron implementar el modelo Self-Learning (auto entrenamiento) en soluciones que no había en el mercado. Su efectividad está evidenciada no solo en plataformas que tienen una precisión superior al 90%, sino en artículos científicos de alto impacto publicados en revistas especializadas de Estados Unidos y Europa.

¿Cuál es el modelo Self-Learning ejecutado con éxito en MacondoLabVillarreal explica que un programa de inteligencia artificial no es sencillo de aplicar por la obtención y caracterización de los datos, y el entrenamiento que debe tener el algoritmo para que pueda ejecutar la función que se busca.

“ׅUna de nuestras fortalezas es que, a partir de pocos datos, logramos muy buenos resultados y, con el método Self-Learning, la teoría que logramos demostrar es que la inteligencia artificial puede entrenarse con poca data y que, a partir de esta, genere más datos”, dijo el ingeniero.

Mary, un programa diseñado para hacer diagnósticos iniciales de pacientes con señales de ansiedad y depresión, fue la primera creación y salió en 2018 de un trabajo junto con el médico Isaac Kuzmar.

Otras plataformas de inteligencia artificial que tienen el modelo Self-Learning de MacondoLab en sus ‘ADN’, son:

 

·        Neupeek, desarrollada para la detección de neumonía viral o bacteriana por medio de imágenes de radiografía de tórax, app que fue posible por el aporte del cardiólogo intervencionista y hemodinamista Derek Dau Villarreal, miembro del grupo de especialistas del Hospital Universitario de Torrevieja (Alicante, España).

·        Spitalier, un sistema de datos para la detección de cáncer de mama que resultó de la labor del equipo de Unisimón y la empresa Cediul, especializada en el diagnóstico médico y tratamiento terapéutico por imágenes.

·        PATRii, que interpreta exámenes de campo visual y facilita la detección de enfermedades oculares, y Sahli, que identifica cuatro tipos de trastorno en la retina humana. Ambas desarrolladas en alianza con la Clínica Oftalmológica del Caribe.

·        Detección de explosivos y rastros de petróleo en suelos, a través de espectroscopia con láser infrarrojo, obra de VillarrealPacheco y Nataly Galán Freyle, profesora e investigadora de Unisimón.

 

Los algoritmos de estas innovaciones fueron entrenados con la información de exámenes de miles de pacientes, con lo que se generaron las datas de autoaprendizaje que permite a cada una apoyar al personal médico en la entrega de resultados de manera más rápida.

 

Robótica para aportar soluciones

 

En robótica, uno de los proyectos de mayor impacto internacional ha sido Drag-ROV, el dron marino que alcanza profundidades de hasta 100 metros y sirve además para la detección de especies marinas. Esta creación también surgió en Probeta por el trabajo del empresario sanandresano Omar Abril-Howard y el equipo de MacondoLab.

Drag-ROV obtuvo este año una patente por el novedoso modelo de propulsión que le permite no solo sumergirse y mantenerse a flote, sino también ir hacia adelante y navegar a favor o en contra de corrientes marinas y de ríos. Además, ha recibido inversiones público privadas de más de $1.500 millones para potenciar su capacidad y ha sido reconocida como emprendimiento de impacto por la Real Academia de Ingeniería del Reino Unido.


Compartir esta noticia
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •