Universidad Simón Bolívar obtiene patente para diagnosticar y la nefritis lúpica

Abr 6 2020 04:23 pm 0

Una nueva alternativa para diagnosticar y monitorear el lupus eritematoso sistémico o nefritis lúpica, mediante procedimientos no invasivos, es la propuesta de un método patentado por la Universidad Simón Bolívar ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

“Otorgar patente de invención para la creación titulada ‘Métodos in vitro para el diagnóstico y monitoreo del daño renal en pacientes con lupus eritematoso sistémico empleando una combinación de micrornas circulantes’”, dispuso la resolución de la Superintendencia.

La invención fue desarrollada dentro de un proyecto financiado por Colciencias, por los científicos Gustavo Aroca Martínez, médico internista y nefrólogo, PhD. en Investigación y Docencia; y los biólogos Elkin Navarro Quiroz y Lisandro Pacheco Lugo, profesores investigadores de la facultad de Ciencias Básicas y Biomédicas. Los tres son miembros del Grupo de Nefrología de Unisimón, categoría A1 del Ministerio de Ciencia y con la más alta calificación en Colombia en su área.

La novedad de la técnica es que no exige tomar una fracción del riñón (biopsia renal), práctica clínica común a partir de 1944, sino que analiza un conjunto de cinco microRNAs.

En esta patente demostramos que estos cinco microRNAs, presentes en fluidos biológicos, pueden ser usados para diagnosticar la nefritis lúpica de forma temprana, con una muy buena sensibilidad y especificidad, disminuyendo el riesgo que trae consigo la biopsia renal”, explica Navarro, magíster en Ciencias Básicas Biomédicas, PhD. en Biomoléculas y líder en innovación del MIT.

Los microRNAs son moléculas que participan en casi todos los procesos celulares y cuyas alteraciones se asocian a enfermedades, incluidas las renales. Son detectables porque están en biofluídos como saliva, sangre periférica u orina, gracias a que las células las liberan algunas veces a la circulación.

La patente de Unisimón se basa en el grupo de microRNAs miR-221-5p (SEQ ID NO: 1), miR-380-3p (SEQ ID NO: 2), miR-556-5p (SEQ ID NO: 3), miR-758-3p (SEQ ID NO: 4) y miR-3074-3p (SEQ ID NO: 5), que para este método cumplen la función de biomarcadores.

Menos riesgos

El estudio de microRNAs es una alternativa a la práctica de la biopsia renal, una intervención en la que se introduce una aguja que obtiene una fracción de tejido de riñones, la cual se analiza en busca de confirmar lesiones renales.

Queremos utilizar un grupo de pequeñas moléculas de ácidos nucleicos como biomarcadores de daño renal, las cuales pueden ser obtenidas en procedimientos sencillos como la toma de una muestra de sangre, orina o saliva”, destaca Pacheco, PhD. en Bioquímica y Biología Molecular. “Pretendemos que estos pacientes con nefritis lúpica no tengan que sufrir biopsias renales sucesivas para monitorear la evolución del daño renal”.

Las biopsias renales representan posibles riesgos: hemorragias, dolor, infección o coagulación de sangre, entre otras. Es un procedimiento invasivo, por lo que requieren de tiempo y recursos para confirmar si realmente es necesaria su práctica, y no puede aplicarse a pacientes con insuficiencia renal, edad avanzada o antecedentes de hipertensión. (https://www.revistanefrologia.com/es-pdf-X1888970009000371)

Dados los requisitos y la urgencia de que la detección sea temprana, el tratamiento tardío de la nefritis lúpica puede ser fatal, por dos razones: es una enfermedad autoinmune (ataca por error células sanas del cuerpo) y es multisistémica.

El lupus severo produce nefritis lúpica e insuficiencia renal, además puede comprometer los órganos vitales como cerebro, corazón, pulmones y sistema hematológico e inmune”, advierte Aroca, director del Grupo de Nefrología de Unisimón y de la Clínica de la Costa, quien también preside la Asociación Colombiana de Nefrología (Asocolnef).

Hacia otros beneficios

A diferencia de otras patentes, la otorgada a Unisimón favorece las técnicas de diagnóstico más sensibles, contribuye a la calidad de vida de las personas y no tiene similares en el país. Según información de Asocolnef, un 52% de la población de nuestro país sufre algún tipo de sobrepeso, factor que aumenta el riesgo de enfermedades del riñón.

Los pacientes con nefritis lúpica deben sufrir biopsias renales a cada período de tiempo para monitorear si las lesiones renales aumentan o responden bien al tratamiento”, recalca el biólogo Lisandro Pacheco. “La idea es que se reemplace por una prueba menos invasiva, como la que ha sido patentada”.

El método patentado por Unisimón abre las puertas a descubrir si otras moléculas microRNAs tienen utilidad en el tratamiento de otras patologías.

Los datos obtenidos hasta el momento nos permiten, con una muy buena sensibilidad y especificidad, diagnosticar daño renal en pacientes con lupus y nos encontramos evaluando nuevos biomarcadores en diferentes enfermedades, como diabetes e hipertensión”, adelantó el doctor Elkin Navarro.