Alertan por posible contrataque de ISIS en Europa

Jul 24 2017 12:01 am 0

Después de los golpes que ha recibido en Raqa y Mosul, dos de sus bastiones más fuertes en Siria e Irak, el autoproclamado Estado Islámico (EI) podría estar preparando un contraataque de grandes proporciones.

El colapso del Estado Islámico en Medio Oriente tiene prendidas las alarmas alrededor del mundo, no sólo por la atomización que puede haber provocado la muerte de las figuras que aglutinaban al grupo yihadista, sino también por la gran cantidad de militantes que viajaron desde todos los rincones del mundo para unirse al “califato” y ahora estarían a punto de regresar a sus países de origen.

Según Naciones Unidas, de los 20.000 personas extranjeras que se habían unido al EI hasta 2015, 4.000 provenían del viejo continente.

Por si esto fuera poco el diario británico The Guardian dio a conocer que, desde marzo, Interpol ha hecho circular una para permitir la capturar 173 miembros de la organización yihadista que habrían sido entrenados exclusivamente para realizar atentados suicidas en suelo europeo.

Las personas que aparecen en la lista fueron identificados por oficiales de inteligencia estadounidense durante las operaciones militares que han llevado a cabo en Siria e Irak. Según la circular de interpol, que recibió la lista después de haber pasado por las manos de personal del FBI, los 173 militantes que se busca capturar “pueden haber sido entrenados para armar e instalar dispositivos explosivos improvisados con el fin de causar muertes y heridas”.

Además de sus nombres los nombres de cada militante, la lista incluye la fecha y país en el que fueron reclutados. También contiene varias fotografías y datos todavía más específicos, como el nombres de las madres de los militantes y la dirección de la última mezquita a la que asistían antes de uniese a las filas del EI.

La proporción de la lista demuestra el enorme reto al que se enfrentan los organismos antiterroristas que también han encontrado en internet otro frente de batalla.

El EI no habría podido reclutar tantos militantes extranjeros si no fuera gracias al uso altamente sofisticado de la tecnología y las redes sociales.

Frente a esto, Twitter, Facebook y Google han anunciado el uso de inteligencia artificial capaz de identificar mensajes extremistas en sus plataformas, la contratación de más moderadores que vigilen el comportamiento de sus usuarios y apoyar campañas  para reducir la propagación de contenido extremista en sus plataformas pero está por verse si la propagación de las fuerzas yihadistas está por conjurarse.