Hombre le roció gasolina a su pareja y le prendió fuego, en el barrio Cuchilla de Villate

Feb 25 2020 08:35 am 0

Con quemaduras en el 70% de su superficie corporal se encuentra Diana Esther Beleño Melo, luego de que su pareja le rociara gasolina y le prendiera fuego, según denunciaron familiares de la mujer de 27 años.

El hecho se registró el pasado sábado 22 de febrero en una casa en una zona de invasión de la calle 64B con carrera 9, en el barrio Cuchilla de Villate, suroccidente de Barranquilla.

Familiares de Diana Esther contaron que su pariente se encuentra en la UCI de la Clínica Reina Catalina con heridas en el rostro, región abdominal y espalda. Los médicos no les dan esperanzas de vida, aseguraron.

Jhonis Beleño Mero, hermano de la víctima, señaló que la mujer logró relatarle, antes de caer en coma, lo que había desencadenado en la agresión de Marlon Enrique Jiménez Ortiz en su contra.

“Ellos estaban discutiendo porque no tenían nada para comer, él trabaja de chatarrero y la noche del viernes se había bebido toda la plata. En la mañana del sábado mi hermana le reclamó y él enseguida le roció la gasolina y la prendió”, contó el hombre de 25 años en las afueras de la clínica Reina Catalina.

El joven relató que su hermana, al verse en candela, se metió en un tanque de agua para apagarse las llamas, pero al percatarse de que “la piel se le caía”, el mismo marido la llevó a la clínica San Ignacio y posteriormente se dio a la huida.

“Él la lleva a la clínica y allá dice que todo fue accidental, que a ella le había caído gasolina y él tenía un cigarrillo en la mano y que sin querer se le acercó y la quemó”, narró Jhonis Beleño Mero, basado en lo que su hermana le comentó.

Estado de salud delicado

Esa misma noche del sábado la mujer fue remitida a la clínica Reina Catalina, debido a la gravedad de las quemaduras que sufrió y que la mantienen en delicado estado de salud.

“Acá los médicos nos dicen que su estado es muy delicado, que las quemaduras son muy graves y que incluso no las han podido clasificar en algún grado y que sus órganos se han ido colapsando. Los doctores nos dicen que nos vayamos preparando para lo peor”, expresó el joven hermano de la víctima.

Los familiares de la mujer señalaron que Jiménez ejercía mucho control sobre Diana Esther y que en varias oportunidades fueron testigos de la agresión verbal y psicológica a la que era sometida su pariente.

“Ella callaba mucho lo que ese hombre le hacía y le decía. Muchas veces nosotros le preguntábamos cómo era su relación con Marlon, pero ella se quedaba callada o esquivaba la conversación”, dijo el pariente.

La pareja lleva varios años conviviendo, de cuya relación tienen dos hijos: uno de un año y un bebé de 24 días de nacido.

Versión no creíble. Jhonis Beleño señaló que los médicos en la clínica San Ignacio no creyeron la versión del hombre y procedieron a llamar a la Policía, ya que presumieron que se había tratado de un episodio de violencia intrafamiliar.

“Como a las 6 de la tarde los policías llegaron a la clínica y le tomaron la declaración a mi hermana. De inmediato salieron a buscar a Marlon, pero no lo encontraron en su casa”, contó.

Es así como el mismo sábado, agentes de la Policía Metropolitana de Barranquilla en labores de patrullaje lograron la captura de Jiménez, de 26 años.

El hombre fue trasladado a las instalaciones de la URI de la Fiscalía, donde fue presentado ante un fiscal en turno para su judicialización.

Se espera que este martes se lleven a cabo las audiencias de legalización de captura, imputación de cargos y medida de aseguramiento en contra del señalado agresor.