Niño de 3 años murió tras quemarse con gasolina

Ago 27 2021 05:53 pm 0
Compartir esta noticia
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Después de pasar varias horas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) Pediátrica del hospital Julio Méndez Barreneche, un menor de 3 años falleció como consecuencia de las quemaduras que sufrió, durante un accidente registrado el pasado 24 de agosto en zona rural de Santa Marta.

El hecho que condujo al infante Luis Alexander Rodríguez Gutiérrez, natural del estado de Falcón, Venezuela, a la muerte ocurrió en una finca situada en la vereda Trompito Alto, corregimiento de Guachaca, jurisdicción de La Sierra Nevada de Santa Marta.

Un menor de 3 años identificado como Luis Alexander Rodríguez Gutiérrez, natural del estado de Falcón, Venezuela, murió en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica del hospital Julio Méndez Barreneche tras resultar con quemaduras de segundo y tercer grado.

Según información conocida por HOY DIARIO DEL MAGDALENA, los hechos ocurrieron después que el infante aprovechara el descuido de su padre, se rociara gasolina en su cuerpo y por extrañas razones terminara prendido en llamas, “El papá del niño tenía un pote lleno de gasolina porque estaba arreglando una guadañadora y el niño lo tomó, en medio de su juego, se lo echó encima y aún no entendemos cómo logró prenderse en llamas”, contaron allegados de la víctima.

Desafortunadamente, parte del combustible terminó sobre su hijo, lo que le provocó graves quemaduras de segundo y tercer grado  en el cuerpo.

Sin perder tiempo, el pequeño fue trasladado hasta el centro de salud de Guachaca, donde médicos en turno lo valoraron y ordenaron su remisión al hospital central de esta capital. Allí pese a los esfuerzos médicos, el menor perdió la vida a causa de una grave infección, sin que los especialistas que lo atendían pudieran hacer algo por reanimarlo. “Él vomitó sangre e inmediatamente los médicos lo intubaron, minutos más tarde comenzó a convulsionar y aunque lo reanimaron por varios minutos no respondió y murió”, aseveró acongojada un pariente del niño.

El levantamiento del cadáver estuvo a cargo de la Policía Judicial y fue llevado a la morgue de esta capital, donde tras la necropsia fue devuelto a sus dolientes que le brindarán cristiana sepultura en las próximas horas.

Se conoció que la víctima era hijo de padres venezolanos, quienes llegaron a Colombia en el año 2018 en busca de mejores oportunidades de vida, y desde ese momento su padre se dedicaba a la venta de limones. Sin embargo, dos meses después se ganó la confianza de una familia que decidió darles trabajo y vivienda, a cambio de cuidar la finca ubicada en zona rural de Santa Marta, donde se produjo el lamentable incidente.


Compartir esta noticia
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •