los persiguieron y capturaron en Buena Esperanza